Piqué, más protagonista que Casillas

Gerard Piqué ha conseguido restar protagonismo a Iker Casillas. Del portero se ha dudado y hasta se ha creído que volvía a la selección por capricho de Vicente del Bosque. Piqué ha estado en los medios más que por su calidad futbolística, por sus últimas decisiones de tipo político. Su suplencia en el Barcelona dio que pensar en futuro incierto con la selección. Recuperado el puesto que le había puesto cuesta arriba su entrenador, Luis Enrique, las dudas han surgido porque, recientemente, con motivo de la Diada catalana ha manifestado catalanismo militante.

En la selección se ha respetado su opción y se ha considerado que siempre ha cumplido futbolísticamente y se ha comprobado en su vuelta que se siente integrado en La Roja como antaño e incluso se ha dicho que se siente feliz.

Piqué no quiere hablar de estas cuestiones porque se siente espiritualmente satisfecho sintiéndose políticamente catalanista y futbolísticamente muy español. Desde hace muchos años, en el equipo nacional han convivido jugadores vascos y catalanes cuyos pensamientos políticos no han sido franquistas y ahora, más autonomistas que nacionalistas españoles, y sin embargo, todos han acudido a jugar con las selecciones nacionales sin ningún tipo de problemas.

Que recuerde, solamente hubo un vasco que le pidió a Kubala que no le volviera a llamar. Y nunca ha habido conflictos entre los seleccionados y generalmente se han mantenido relaciones muy amistosas entre ellos. Según Piqué, hasta sus amigos independentistas prefieren que gane España. Desde que comenzaron los contactos internacionales no ha habido ninguna selección que no se haya nutrido muy fundamentalmente de deportistas catalanes y, hasta ahora, no se había planteado cuestión por el hecho de que un jugador, Piqué, asistiera a la manifestación de la Diada. En estos actos, tradicionalmente, los clubes han hecho ofrendas ante el monumento de Rafael Casanova y las coronas las han portado futbolistas.

En más de una ocasión se han hecho encuestas con los deportistas catalanes sobre su preferencia por jugar con España o una selección de su tierra y el resultado nunca ha sido favorable al independentismo, aunque tal vez ahora podría ser distinto el resultado. Pero quizá seguiría siendo minoritario el grupo más radical.

Lo importante actualmente es que Piqué vuelva a ser el defensa eficaz de otros tiempos. Tanto como que también Casillas tape definitivamente la imagen del Mundial de Brasil. La Roja tiene hoy la obligación de ganar en Eslovaquia. La Eurocopa vuelve a ser objetivo con el que se recupere la imagen perdida.

Sobre el autor de esta publicación