Mujeres en tenis y Saint Andrews

Una mujer, Gala León, será la capitana del equipo español de Copa Davis y las mujeres han sido aceptadas como socias en Saint Andrews, el sancta sanctorum del golf mundial. El anuncio de la capitana se hace a consecuencia del fin de etapa de Carlos Moyá a quien le pusieron todos los problemas posibles para que el equipo fracasara y descendiera a segunda división. La bendición a las mujeres se hace en vísperas del comienzo de la Ryder Cup, el torneo mundial más importante por equipos en el que Estados Unidos compite con Europa.

A Carlos Moyá le encomendaron la labor de mantener el prestigio de nuestra selección justo en el momento en que Rafa Nadal está lesionado, David Ferrer se abstiene por cansancio y el resto de los jugadores más o menos habituales en el equipo nacional se borran. Ante tal panorama lo probable era caer ante Brasil y así sucedió. Moyá vio claro que le habían hecho la cama y ante la posibilidad de continuar en el cargo tomó la sabia decisión de renunciar al puesto. Para rematar la función hasta se topó con la puñalada trapera de Manolo Santana, quien le acusó de haber hecho lo mismo cuando él era el capitán. Moyá no formó parte del equipo dirigido por Santana porque estaba lesionado. Y no sólo en aquel momento, sino en varios meses después. Moyá ha hecho bien en arrojar la toalla. No ha sido el caso de Orenga, que dirigió un equipo con aspiraciones a campeón mundial y se quedó en los cuartos de final.

La nueva capitana merece confianza. Es una prueba desconocida hasta la fecha y que algún día habría que correr. El deporte, en general, ha sido siempre machista y a estas alturas de la función continúa siendo noticia el ascenso de una mujer. Como lo fue que una señorita fuera juez de línea o árbitro aunque ninguna ha llegado a Primera.

El fútbol femenino, para el que la selección española se ha clasificado para la fase final del mundial, aún no ha adquirido presencia importante y es escasísima en las televisiones. Las mujeres ya han ganado grandes partidos en el golf mundial y sus torneos ya tiene hueco en las grandes transmisiones.

En Saint Andrews se consintió campeonato femenino en 2007, pero la pertenencia al club, fundado en 1754, estaba prohibido a las mujeres. Se ha dado un gran paso al renunciar a tan añeja y discriminatoria condición. Es avance casi tan significativo como aquél en el que se aceptó que jugaran los negros. En España fue presidenta de la Federación Española de Golf Emma Villacieros durante veinte años. También fue avance.

Sobre el autor de esta publicación