James Rodríguez, por encima de Messi y Neymar

Teníamos a tres astros para el podio mundialista, Messi, Neymar y Cristiano y nos quedamos con dos por la baja del portugués. Nos jugamos el pulso por el numero uno mundialista con la pugna entre dos barcelonistas y nos hemos topado con que, de nuevo, no solamente hay tres aspirantes al trono, sino que el tercer hombre, el colombiano James Rodríguez ya está en la primera posición goleadora. Y no solamente ha adelantado a argentino y brasileño, sino que se ha destapado como la gran figura del torneo, el jugador más deslumbrante y la ficha que va a ser perseguida por todos los grandes clubes.

El colombiano ha ofrecido un juego deslumbrante. Tanto que ha superado en aprecio en su país al ausente Radamel Falcao y probablemente, será obstáculo para que éste cambie del Mónaco a otro gran club. Ahora mismo tiene más cartel el goleador de su selección que el acreditado delantero ahora en el dique seco.

Los colombianos son inscritos con nombres que aquí sorprenden y sin embargo, lo realmente extraño no es que se llame James, sino que los comentaristas televisivos españoles, tan aficionados a pronunciar como los alemanes, -pongamos por ejemplo a Neuer le llaman Noyer- en este caso nadie pronuncia al estilo inglés y le llaman James como suena. Vamos que no dicen su nombre como el de Stewart. Hay ocasiones en que se habla del tenista escocés Murray y son tan estrictos en la pronunciación inglesa que no se sabe de quién están hablando.

Ya tenemos culebrón veraniego con el fichaje de James. Éste ya ha dicho que entre Barça y Madrid prefiere al segundo. Un individuo que ha proclamado tal querencia tiene ya ganado un porcentaje importante de posibilidades para que se Florentino Pérez le llame. Entre este colombiano y Falcao, que será más caro, y no ha brillado en el Mundial a causa de su lesión, parece que hay más posibilidades de alfombra roja en el Bernabéu para el hombre que ha marcado lo que se considera el mejor gol del torneo.

Colombia eliminó a Uruguay con lo que dio un respiro a los brasileños, que aunque se ven superiores ante Uruguay siempre les tiemblan las garrillas. El Brasil-Colombia del viernes será el gran partido de los cuartos de final. Brasil, que empató con México, que venció con apuros e influencia arbitral a Croacia y tuvo que recurrir a los penaltis ante Chile, puede encontrar en los colombianos peligro de nuevo “Maracanazo”.