Messi y Neymar, goleadores, aventajan a Cristiano

El Mundial tenía, además del honor de la conquista de la Copa, el debate sobre las tres grandes estrellas del campeonato, Messi, Cristiano y Neymar. Por ahora va perdiendo el portugués. Neymar se había colocado en la cabeza de los goleadores con cuatro tantos y ayer, en medio partido le igualó Messi. Cristiano no ha acudido al campeonato en las mejores condiciones físicas y su equipo tampoco ha sido realmente importante. Le queda la oportunidad de hoy para acercarse a lo que han sido brasileño y argentino.

Neymar sin Messi al lado ha sido jugador distinto al que hemos visto en el Barcelona. El argentino sin que nadie le haga sombra ha sido determinante en los goles, pero no había sido decisivo en el juego de Argentina. Ayer, todo el equipo albiceleste se comportó de manera distinta a los dos encuentros precedentes. Messi, que se limitó a caminar y marcar el gol decisivo en el último instante contra Irán, paseó menos, colaboró más en el juego de ataque. Esperó menos.

El argentino dedicó sus últimas apariciones en el Barça al trotecito lento. En uno de los partidos se llegó a contabilizar que su esfuerzo en el recorrido de kilómetros era muy poco superior al de Pinto. Es probable que haya quien sostenga la teoría de que se reservaba para el Mundial aunque realmente sucedía que no podía. Cuando lo intentó se vieron sus carencias.

Contra Nigeria, el primer gol lo marcó al recoger un rebote. Fue el tanto del oportunista, del jugador que sabe estar en el área. El segundo no sorprendió porque fue un libre directo que el guardameta nigeriano saludó, pero no hizo nada por detener el balón. Un minuto antes, por el contrario, había despejado la pelota lanzada por el propio Messi que iba en dirección a la escuadra.

Portugal necesita reivindicarse hoy frente a Ghana. Para pasar de ronda necesita un marcador victorioso y solución rocambolesca. Con resultados lógicos Alemania tendrá como acompañante a Ghana o Estados Unidos. Portugal regresará a casa también con más pena que gloria. Hay apuestas a favor de un enjuague entre Alemania y Estados Unidos. El empate les sirve a ambas selecciones para que todo siga igual.

Cristiano intentará dejar sentada plaza de gran estrella. Es la última oportunidad para que la consideración que se le tiene no merme en demasía. Aunque Neymar y Messi se luzcan más, nadie podrá negar su gran calidad. Probablemente, desde el punto de vista madridista sería alivio que Portugal cayera y Cristiano pudiera dedicarse a curar su lesión. La rodilla le ha seguido dando molestias. El Madrid lo necesita pletórico para comenzar fuerte la temporada. Neymar lleva a Brasil hacia adelante y Messi también ejerce de impulsor de Argentina. Entre ambos puede estar el honorífico titulo de número uno del campeonato.