Los jugadores de la Roja no están aforados

Los jugadores de la Roja también están aforados. Parece que nadie está capacitado para expresar discrepancias y como mínimo, dudas. Da la impresión de que no es de recibo hacer grandes cambios en el equipo porque ello es condenar a algunos, considerarles culpables. Vicente del Bosque se ha aferrado a esta teoría para no cambiar mucho y ello no porque el equipo no lo necesite, sino porque no quiere que se haga sangre con nadie. Hoy tiene la segunda oportunidad. La merecen y cabe creer en ellos.

A quienes fueron derrotados de manera escandalosa por Holanda, por el mero hecho de su historia, hay que guardarles la debida consideración. Ello, no obstante, no debe ser óbice para que de la misma manera que se ponderaron sus grandes actuaciones se diga que, esta vez, estuvieron muy por debajo de lo que han sido.

Contra Honda estuvo mal hasta Sergio Ramos, que era el jugador que con más fortaleza física había acabado la temporada. Le faltaba campo porque quería estar atrás y delante sin reparar en gastos y podía. Contra Holanda, tal vez no contó con el apoyo de Pepe, en quien tantas veces descansa, y no fue Piqué el sereno y rápido defensor de otras veces. De Casillas abajo, nadie se ganó el notable. Alguno, el aprobado raspado.

Del Bosque parece que se va a empecinar en sostenella y no enmendalla. Va a mantener su criterio por encima de lo constatado. En mi opinión, su postura es lógica puesto que quiere promover el mismo espíritu y de ello hace participes a quienes tantas veces lo han interpretado.

Hoy, contra Chile no es un partido más. Es lo que habitualmente se denomina una final. Los partidos de grupo tiene la ventaja de que tras el primer tropiezo cabe la posibilidad de enmienda como ocurrió en Johanesburgo. Ello no se puede dar en el segundo partido salvo que con un empate, pongamos por caso, se dieran posteriormente resultados muy improbables.

No ganar a Chile es para tomar la mochila y regresar a casa. La selección todavía tiene crédito. Más aún, cabe aguardar a que quienes contra Holanda tuvieron nefasta actuación vuelvan a ser los de antes, pese a que ello es algo realmente difícil en más de un caso.

Del Bosque aguardará a última hora para dar la alineación. Todas las especulaciones se refieren a la alineación de Pedro. Hay quienes aseguran que jugará con dos delanteros Diego Costa y David Villa. De acuerdo con estas combinaciones volverá a ser castigado David Silva, jugador que nunca ha convencido al seleccionador. En los últimos partidos amistosos ha sido el mejor, y al parecer, no importa que aparezca como castigado. Casillas, Piqué, Sergio Ramos, Xavi, Xabi y Busquets, pongamos como ejemplo, no pueden ser considerados culpables: Silva, sí.

Sobre el autor de esta publicación