Barcelona y Atlético, dos equipos solidarios

Barcelona y Atlético están empatados en Liga y pendientes del encuentro final en el que podría decidirse el campeonato. Ambos están en ventaja con respecto al Real Madrid que no ha ganado a ninguno de los dos. Con el Atlético perdió en casa 0-1 y empató a dos tantos en el Calderón. El Barça le ha ganado las dos confrontaciones: 2-1 en el Camp Nou y 3-4 en el Bernabéu. En teoría, de acuerdo con los números nacionales, colchoneros y culés son los dos mejores equipos españoles. Sin embargo, uno de los dos no podrá llegar a la final de Liga de Campeones y el Madrid, si supera las dos eliminatorias de cuartos y semifinales, si podrá optar a la conquista del más deseado de los trofeos.

El sorteo no posibilitó que los tres españoles jugaran separados. Hoy, en Barcelona, se enfrentan los dos grandes equipos, dicho esto en el sentido de conjunto. El Barça representa al grupo que practica juego de gran asociación con la fórmula del pase preciso y la posesión de la pelota. Aunque posee una figura excepcional como es Messi, su fútbol no está fundamentado en la solución final depositada en su gran estrella. Es evidente que Messi es imprescindible para salir al rescate cuando ello es preciso. No obstante, las victorias no están basadas en el individualismo.

El Atlético también cuenta con estrella caracterizada por su capacidad goleadora. Tampoco en este caso se puede fundamentar la labor en la excepcionalidad de Diego Costa. En el Atlético, el juego es también solidario y hasta más compacto y estajanovista. Juega con más ímpetu que el Barça. Es más veloz y no baja los brazos en ningún momento. Es más directo, menos elaborador.

El partido de hoy enfrenta dos maneras de jugar que coinciden en la firmeza del bloque. Va a ser tal vez la gran eliminatoria de cuartos de final. Al Barça se le teme porque se le conoce sobradamente. El Atlético es más imprevisible y se ha ganado el respeto de Europa. El Barça va a tener, se supone, la desventaja de la pérdida de Víctor Valdés, su guardameta titular, a quien, tras la intervención quirúrgica, se le ha pronosticado siete meses de inactividad.

El Madrid juega el miércoles y recibe al Borussia de Dortmund, equipo que ha perdido potencial con respecto a la pasada temporada. Ha tenido más fortuna que la pareja. Se supone que acallará los silbidos del Bernabéu. Y además, jugará Casillas.