El Madrid no ha podido con Barça y Atlético

El Atlético de Madrid es líder empatado a puntos con el Madrid. El Barcelona, tercero, pero a un punto de ellos. Ganar en el Bernabéu ha apretado la clasificación. Los tres pueden ser campeones. Lo ocurrido en el Bernabéu se presta a varias lecturas. Undiano, árbitro internacional, pitó tres penaltis. El primero, a favor del Madrid, fue falta fuera del área, el que costó la expulsión, de Sergio Ramos, fue difícil de ver, pero el castigado no hizo el menor gesto de protesta y el que le hicieron a Iniesta fue claro. Al Madrid le queda el consuelo de decir que perdió con diez jugadores. También podría pensar que no ha conseguido ganar ningún partido al Barça y tiene el gol average en contra con el Atlético.

Ancelotti se la jugó con tres atacantes puros: Benzema, Cristiano y Bale. El francés no falló y marcó dos goles que convirtieron lo que en el comienzo en el minuto 6, era comienzo de derrota en esperanzadora victoria en los minutos 20 y 24. Martino apostó por un centro del campo con Xavi, Busquets, Cesc e Iniesta para tener superioridad en la zona y dominar el balón y ello le sirvió. En el Madrid, el hombre clave fue Di María con los centros que sirvieron para que Benzema marcara dos veces y tuviera otro par de ocasiones. En el Barça fue Iniesta quien marcó primero y fueron Messi y Neymar quienes desaprovecharon las oportunidades para inclinar la balanza hacia su lado en la primera mitad. El argentino marró un mano a mano con Diego López al enviar la pelota fuera del marco. Afortunadamente para el Barça, Messi logró equilibrar la balanza cuando acababa la primera mitad. Y tampoco erró en el segundo penalti que lanzó.

El partido estaba marcado por la presencia de Cristiano y Messi y la participación de Bale y Neymar, los jugadores más caros de la historia. El brasileño participó más que le galés. Sin embargo, colocado en la banda derecha se enredó constantemente. Sobre todo, cada vez que pretendió entrar en el área driblando a varios contrarios. Siempre había uno que le cortaba el paso. Relevarle por Pedro fue buena decisión.

Jugar con diez y con medio equipo fundido posibilitó la victoria barcelonista. Los duelos personales tuvieron empate en el caso de Neymar y Bale y Messi venció a Cristiano por dos penaltis a uno. Tampoco tuvieron momentos estelares como se esperaba. Cristiano no suele estar brillante en estos compromisos.

La Liga se ha complicado. El partido final del torneo en el Camp Nou enfrentará al Barça con el Atlético de Madrid. Si no se ha llegado con la solución será partido para Hitchcock.