Victoria con prestigio ante el City

El gol de Messi de penalti, con expulsión de Demichelis y un tanto de Dani Alves en el minuto 90, fueron la condena del Manchester City. El Barça ganó con comodidad, pero se le pudo achacar conformismo cuando contra diez no fue capaz de dejar pasar los minutos sin asegurar el pase a cuartos de final. El tanto de Alves fue epílogo a una obra que en muchos momentos no tuvo buenos diálogos. Dio más prestigio y ventaja en la eliminatoria que entusiasmos.

A los quince minutos, el balón era propiedad barcelonista con porcentaje de 73 por 27. A la media hora era de 65-35. Hasta el minuto 31 no hubo un disparo azulgrana. Lo hizo Messi y lo más sorprendente fue que chutara Xavi desde fuera del área lo que fue mensaje para sus compañeros. Alguien debía decir que los partidos se ganan marcando goles.

Las eliminatorias europeas se fundamentan marcando fuera de casa o lo que es lo mismo, también no recibiendo tantos en el propio terreno. El City salió más pendiente de mantener su portería a cero que de batir a Víctor Valdés. No obstante, creó los dos grandes peligros del primer tiempo y en la portería barcelonista.

Durante medio encuentro los pases más brillantes fueron de Silva y el delantero peligroso, siempre obligando a los centrales a no perderle de vista, fue Negredo. Un pase del canario asomó al madrileño a la diana, pero el balón pasó paralelo a la línea de meta.

El City estuvo muchos minutos cediendo terreno. Se atrincheró para controlar el juego de toque barcelonista y, al tiempo, esperó el momento de salir al contraataque. Messi no hizo acto de presencia como los barcelonistas deseaban. Sin embargo, pese a la barrera con la que siempre tropezaba se pensaba en su momento iluminado. Si compareció Neymar en los últimos veinte minutos y dejó constancia de que la abundancia de centrocampistas no debe eliminarle del conjunto. Alexis no está para grandes gestas y no sólo debe ser alineado el brasileño, sino que también Pedro debe tener puesto preferente.

Al Barça le faltó intensidad durante muchos minutos. Mantener la posesión de la pelota sin crear ocasiones de gol no acaba de satisfacer al personal. El penalti fue jugada de contragolpe y no de creación artesanal. El fútbol requiere más velocidad y tensión.