Del Bosque tiene un problema del Madrid

En los medios informativos madrileños se mantiene la polémica sobre la suplencia de Iker Casillas porque se le desea la titularidad en el Real. En Madrid no se discutirá ahora la suplencia de la selección si se le otorga a Víctor Valdés. Lo harán desde Barcelona. Se sentirán traicionados por Del Bosque. La tradición se ha basado en otorgar el puesto en el once a quien juega en el de casa. Casillas no es titular en el Madrid y Valdés no se ha perdido un minuto en el Barcelona y, además, está demostrando ser el mejor guardameta español del momento.

La decisión la tomará Vicente del Bosque y lo hará desde la historia si con ello quiere premiar a quien le ha dado grandes satisfacciones. El barcelonista ha acumulado méritos personales. Las virtudes de Casillas, fundamentalmente, están en la historia. La de cancerbero azulgrana, en el momento, en la actualidad.

La gran fortuna del seleccionador está en el hecho de que cualquiera que sea la decisión acertará. Ambos tienen categoría sobrada para estar en el equipo titular. Del Bosque tiene a su favor el hecho de que también en más de una ocasión ha recurrido a algún jugador suplente en su equipo.

Lo lamentable está en que a la selección se arrastra un problema del Madrid. Alinear a Casillas tiene más aplausos que conceder condición de número uno a Valdés. En estos momentos también se podría añadir leña al fuego si se hiciera constar que Pepe Reina no es el tercer mejor guardameta. Ese puesto se le podría otorgar a Diego López cuyas actuaciones en el Madrid vienen siendo sobresalientes. Tal relevo es impensable que lo haga el seleccionador porque sería tanto como hacer propio un asunto que compete a Florentino Pérez y Carlo Ancelotti.

Sobre el autor de esta publicación