El Atlético gana crédito europeo

La gran hazaña del Barcelona en la pasada temporada fue remontar los dos goles de ventaja con que llegó el Milán al Camp Nou. Anoche sólo consistía en ganar. Incluso empatar no era catástrofe. Con la igualada salvó los muebles, aunque su imagen quedó muy deteriorada. Las eliminatorias directas tienen más morbo y se juega con mayores incertidumbres. Anoche la cuestión estaba en los puntos y con uno más mantiene el liderato en el grupo por delante del Milán. Los barcelonistas se enfrentaron el equipo milanés con su mejor once, que no dio la talla. El Atlético, con los suyos de cada tarde, triunfó en Viena y ganó crédito europeo.

Tata Martino había reservado a varios jugadores para afrontar esta semana con mayores garantías de éxito. Primero llegó el Milán y el sábado, en Liga española, el Madrid. Sólo contra el conjunto madrileño se corren más riesgos dado que puede condicionar la temporada aunque el final de la misma esté muy lejos. Con lo visto en San Siro, en el Camp Nou puede caer catastróficamente frente al Madrid.

Martino quiso llegar a la semana más dura del año con el mayor número posible de jugadores frescos. Algunos no han sido siempre titulares y todos han sido relevados, se les ha concedido descanso de medio partido o así, con el fin de que milaneses ni madridistas pudieran ganar por mejor consistencia física. Contra el Milán parecieron agotados. Sin chispa, sin velocidad y sin imaginación para marcar más de un gol.

Habíamos dicho que tanto azulgrana como colchoneros eran favoritos en sus enfrentamientos europeos y los hechos lo confirmaron a medias. Empató el Barça y ganó rotundamente el Atlético al Austria de Viena. Con tres victorias consecutivas los madrileños tiene casi asegurada la primera plaza ya que le llevan cinco puntos al Zenit que es segundo.

En Milán fracasaron Xavi, Iniesta, Messi, Neymar, Piqué, Mascherano y Alexis. En Viena triunfó todo el conjunto atlético y especialmente Diego Costa, autor de dos de los goles. Entre barcelonistas y colchoneros hubo clara diferencia. Unos estuvieron muy por debajo del valor que se les supone y los otros mantuvieron su crédito de equipo fuerte en defensa y peligroso en ataque.

Sobre el autor de esta publicación