Barça y Madrid se fueron de bolos

Todos los clubes organizan la pretemporada a base de bolos veraniegos. El Barça jugó ayer en Munich y el Madrid lo hizo en Lyon. En estas ocasiones, los resaltados valen poco. Lo importante es constatar qué clase de pruebas pueden servir y qué jugadores han de optar a la titularidad si en la campaña anterior no la disfrutaron o la pretenden por ser nuevos en la plaza.

El encuentro del equipo azulgrana tuvo prensa porque era el primer compromiso de Pep Guardiola ante su equipo. No fue posible tomar en cuenta lo sucedido porque aunque ganó el equipo muniqués lo hizo ante el Barça B. Roura alineó a Messi en el primer tiempo, pero lo sustantivo fueron las ausencias. Sin Valdés, Alba, Alves, Piqué, Busquets, Cesc, Xavi, Pedro e Iniesta cualquier parecido con la realidad era pura coincidencia.

El Barça acudió a Munich sin sus grandes estrellas salvo Messi, pero hizo un brindis al sol poniendo en juego una serie de futbolistas del segundo equipo. El Bayern, que ya lleva un mes más de tiempo preparándose, no dudó en contar con sus mejores hombres. Tanto, que en el segundo tiempo el conjunto podía ser de similar calidad a la del primero.

El Madrid no fue a Lyon a disputar ninguna revancha. El entrenador no se enfrentaba a un equipo contra el que tuviera que demostrar algo importante.

El club madrileño está haciendo sus deberes con venta de jugadores aunque no ha terminado la función. Tampoco ha cerrado la puerta de las llegadas porque la superestrella del año, el británico Gareth Bale, aún no está contratado aunque no es arriesgado afirmar que está al caer.

En el Madrid, lo más interesante en lo tocante a fichajes y renovaciones de contratos está la afirmación de Florentino Pérez convencido ya de que Cristiano se retirará en el Madrid.