Florentino, presidente y negociador del Madrid

Florentino Pérez se ha salido con la suya y ha conseguido el fichaje del entrenador italiano Carlo Ancelotti. Ha sido tras dura negociación. Ha habido que indemnizar al club parisiense, al PSG, cuyo dueño, jeque árabe, no se avino a las primeras de cambio. El traspaso ha fructificado después de que el club de París lograra la incorporación de Laurant Blanc. Ha sido un cambio de cromos, pero con beneficio económico para el jeque parisiense. En el Madrid, en los últimos tiempos, da la impresión de que no existe un auténtico equipo técnico para configurar la plantilla del club. Al final, predomina lo que desea el presidente y es él quien acaba por ejercer de negociador

Florentino también quien con otro jeque, el del Málaga, ha concertado la contratación de Isco, la nueva estrella del fútbol español. El Madrid, tras una temporada en la que no ha conseguido un solo título, necesitaba recuperar la ilusión entre los suyos. Despedir a Don Niní era absolutamente necesario. Además de costar un Potosí, y no pasar de una Liga y una Copa, había creado dentro del club demasiados conflictos. La plantilla está desunida y es necesario un hombre capacitado para restañar heridas.

Carlos Ancelotti tiene fama de hombre pacificador. Su primera misión. Además de opinar sobre la configuración de la plantilla y pensar en un estilo de juego que haga reconocible al Madrid precisa usar la mano izquierda para que la paz vuelva al vestuario.

Al presidente le queda, además de la función de conseguir la estrella del año, Gareth Bale, convencer a Cristiano y Xabi Alonso para que prologuen sus contratos a los que hasta ahora, se han resistido.

Las alfombras rojas, con el nuevo entrenador ya han comenzado a aparecer en el Santiago Bernabéu. Florentino no se va a dar por satisfecho. El fichaje de Neymar ha de ser neutralizado.