El mercado de fichajes está frío

La fiesta de los fichajes veraniegos está fría. Nadie calienta motores. Solamente el Barça, con el contrato de Neymar, ha abierto la campaña. En el Madrid se tientan la ropa y no acaban de definir programa y aspiraciones. El Madrid aún está sin entrenador. Tampoco ha vendido para hacer caja y se está topando con reacciones inesperadas. Cristiano no tiene ganas de renovar su relación laboral y Xabi Alonso también está dando largas al asunto. Es nuevo en la historia del club tropezar con tantos problemas.

No ha llegado Carlo Ancelotti y seguimos en el tira y afloja con Gareth Bale. En Italia han dado por adquirida la ficha de Higuaín y no hay tal, de momento, porque también suena su viaje a la Premier inglesa.

Según la tradición, todo jugador importante desea estar en el Bernabéu. De acuerdo con las palabras de Florentino Pérez todas las grandes figuras mundiales deben ser madridistas. Da la impresión de que entre los deseos del presidente y las labores de quienes han de llevar a cabo las negociaciones hay notables diferencias. Florentino ha sido siempre más eficaz y rápido que sus adláteres en los fichajes. Desde la sorprendente operación Figo y las contrataciones de los entrenadores que han pasado por el club a la demora de este año hay notorias incongruencias.

Tampoco en Can Barça, excepto en el caso de Neymar hay movimientos veloces. Hasta Andoni Zubizarreta amagó con dimitir. En el club no saben que van a hacer con varios jugadores que no interesan. Los hay llegados de fuera como Afellay y canteranos que no acaban de gustar. Tampoco hay carreras por hacerse con los servicios de algunos. Pendiente está el problema Bojan que aún puede ser cedido. Debutó muy jovencito y no ha cuajado en casa ni en Italia. Sigue siendo firme promesa.

El mercado tiene, eso sí, nombres suficientes para que haya gestiones a varias bandas. De la Real gustan Iñigo Martínez e Illarramendi. El Málaga tiene a Isco en la cinta de salida. El Valencia quiere vender. Al menos un portero y Gago. La mayoría de los deseos están fundamentados en los triunfadores del Europeo Sub-21. Ahora entran en juego los sub-20 y también habrá ojeadores dispuestos a pescar.

El grave problema está en la falta de recursos. El Atlético de Madrid estaría dispuesto a contratar a Negredo o Soldado, por la salida de Falcao, pero en Nervión y Mestalla sólo pueden aceptar dinero contante y sonante. Nada de ventas a plazos. Para pagar al contado no hay dineros.