Barça y Madrid moverán el mercado

El brasileño Neymar, teóricamente, tiene firmado un compromiso con el Barcelona. Neymar, sin embargo, en teoría, podría ser jugador del Madrid. El Barça tiene comprometido al futbolista por una cantidad cerrada. El Madrid podría ocurrir que superara la oferta y el papel de los azulgrana quedara roto. El Barça, presumiblemente, perderá a Villa a final de temporada porque se encuentra incómodo en Messi-Club. El dinero del asturiano puede ayudar a acortar la ausencia del gran deseado. El Madrid cree que Cristiano continuará en el club, pero hasta ahora no ha aceptado prolongar su contrato. Si Cristiano saliera, el Madrid podría volcar la millonada de éste en Neymar.

En Barcelona tienen el convencimiento de que la operación no se les va a estropear. Lo que podría suceder es que Neymar, como se pactó en principio, no llegue hasta 2014. El club, que ya ha conversado en Nueva York con Tito Vilanova sobre la renovación de la plantilla, tiene en proyecto para apuntalar el equipo con la contratación de un central porque Puyol está caminando hacia el final de su carrera y es lógico estar prevenidos. No necesitará muchos refuerzos salvo que a Alexis, a quien sorprendentemente alguien bautizó como “Maravilla” Sánchez se le abra la puerta y parta hacia otro lugar donde la portería sea más grande y pueda meter goles, algo que en España no ha conseguido todavía salvo alguna ocasión muy esporádica.

En el Real Madrid no están parados y también están estudiando el futuro. De momento, el entrenador tiene contrato en vigor, aunque nadie es capaz de apostar por su continuidad. En el Bernabéu gustan jugadores como Isco y Silva, futbolistas que no se ajustan a las preferencias de Mourinho porque ambos practican el fútbol-toque mientas que él los prefiere corredores de fondo.

Independientemente de los muchos rumores que surjan de aquí a final de temporada, resulta evidente que el Madrid va a necesitar más recambios que el Barça, salvo que, inesperadamente, gane la Copa del Rey y la Liga de Campeones. Y aún así necesitará reforzar el lateral derecho y el centro del campo. Delante, si continúa Cristiano, le basta con procurarle acompañantes.