Apuestas y dopaje manchan el fútbol

La Europol denunció el amaño de partidos de fútbol para favorecer determinadas apuestas. Coincidiendo con la Operación Puerto el ex presidente de la Real Sociedad, Iñaqui Badiola, ha reafirmado lo que dijo hace cinco años. Entonces, expuso en asamblea que el club, sus médicos, y la directiva precedente habían tenido relaciones con el médico Eufemiano Fuentes y le habían pagado grandes sumas. A los ya detenidos por el asunto de las apuestas hay que añadir la ordenes de caza y captura de determinados delincuentes. En el asunto del presunto dopaje en el fútbol tenemos por delante la polémica entre dos ex presidentes de la Real.

Badiola ha ofrecido datos y documentos que confirmarían la relación del club con el famoso médico juzgado por participar en campañas de dopaje. José Luis Astiazarán, el acusado de complicidad y actual presidente de la Liga de Fútbol Profesional, niega que durante su mandato en el club donostiarra hubiera tal tráfico. El asunto, probablemente, tendrá seguimiento en los tribunales.

Mientras la polémica toma altura, Vicente del Bosque, seleccionador nacional, desde Doha, donde está con La Roja que ha de jugar un partido amistoso contra Uruguay para hacer caja, ha dicho que prefiere ser cándido, porque él nunca vio dopaje. Xabi Prieto, jugador de la Real ha terciado para decir que la química no ayuda a marcar goles por la escuadra.

Independientemente de si se confirma que la Real padeció la imprudencia de sus médicos, los acontecimientos de la semana invitan a pedir que existan mayores vigilancias. El escándalo de las apuestas ha superado todos lo conocido hasta la fecha. El dopaje es problema que conviene controlar no sólo en atletismo y ciclismo, deportes más proclives al abuso de sustancias dopantes. En el fútbol son pocos los controles positivos y, según todos los expertos, en el momento en que existen fármacos tan difíciles de controlar no basta con los análisis de orina. Hay que recurrir también a los de sangre.

La selección española de fútbol “La Roja” juega contra Uruguay partido amistoso en Doha. La Federación viene haciendo buena caja con el caché del equipo nacional. Pero empieza a parecer abuso que se lleve a los futbolistas, en plena temporada, a viajes de los que pueden regresar perjudicados.

 

 

Sobre el autor de esta publicación