Las estrellas del Barça, a salvo

Sólo las estrellas del Fútbol Club Barcelona están a salvo de las opciones de compra del Real Madrid. No caben en este caso opas hostiles. El club barcelonés ya ha renovado los contratos de Messi, Xavi y Puyol. Los dos últimos se han comprometido por lo que se podría definir como de por vida dada la edad de ambos. Messi también ha firmado para casi siempre porque la clausula de rescisión no está al alcance de nadie. Ni siquiera un árabe caprichoso podría hacerse con su contrato. En el cupo de la prolongación de contratos también ha entrado Tello. Cuatro de la cantera y tres de ellos, catalanes.

Messi seguirá en el Barça al menos hasta 2018. La cláusula que ha firmado ahora es de 250 millones de euros. Con esta prolongación, Messi llegará a los dieciocho años de estancia en el Camp Nou. Xavi cumplirá al final de este contrato veinticinco años de barcelonista y Puyol veintiuno. Éste acabará su permanencia en el club con 37 años y su cláusula es sólo de diez millones, mientras que la de Xavi es de ochenta.

En Can Barça cuidan a los suyos y ya se ha dado el caso de alinear a once canteranos y diez de ellos, catalanes. La política del club no es nueva. No es sistema ideado por Pep Guardiola. Los viejos barcelonistas han vivido durante años de la gloria del equipo al que denominaban de “Las cinco copas”. Lo formaban Ramallets, Seguer, Biosca, Segarra, Bosch, Gonzalvo III, Basora, Kubala, César, Moreno y Manchón. Ocho eran catalanes y César llegó siendo un chaval antes de la Guerra.

La permanencia de los jugadores en el equipo da personalidad y crea poso positivo que facilita la integración de quienes llegan de fuera. El Barça es ejemplo a seguir. La gloria también se logra con jugadores de casa.