El Valencia, con autoridad y el Barça, con dolor

Valencia y Barcelona ganaron sus dos partidos y son líderes de sus grupos. Pero mientras el Valencia ganó con autoridad el Barça sufrió. El gol victorioso de Jordi Alba llegó en el minuto 94. El empate, tras el tanto del Celtic lo consiguió también en el último minuto del primer tiempo. El Barça se topó con un equipo que se dedicó  a defenderse y para ello tuvo la ventaja de conseguir un gol en contragolpe. Desde ese instante, nueve hombres por delante del portero para mantener el triunfo, primero y el empate, después.

Messi no encontró el chispazo que le diera victoria y tranquilidad al equipo. En el Valencia, Roberto Soldado se convirtió en héroe. Le hicieron un penalti y marcó el primer tanto. Luego hizo dos más y uno de remate espectacular.

La diferencia entre el juego del Barcelona y el del Valencia, además de la contrastada calidad a favor del primero, está en que mientras uno juega a elaborar, el segundo busca el juego más directo. Al Barça le esperan todos atrincherados en el borde del área grande y Messi, Xavi e Iniesta se empeñan en penetrar a base de paredes, con toques sutiles que no siempre encuentran el remate final. El equipo barcelonés carece de rematadores desde fuera del área. El único que lo ha practicado con frecuencia es Villa y Tito Vilanova recurrió a él a última hora a pesar de la ineficacia de Alexis Sánchez, quien no está cumpliendo con las expectativas que creó y, sobre todo, por los dineros que costó.

El Valencia en el mismo campo en que la selección española goleó a Bielorrusia estaba obligado, al menos, a puntuar. El Bate Borisov dio la sorpresa al derrotar al Bayern Munich, equipo que en la primera jornada derrotó al Valencia. El equipo valenciano no ha tenido un buen comienzo de temporada y en Liga de Campeones sólo había ganado al francés Lille, el único que hasta ayer no se ha estrenado.

El Valencia no ha tenido mucha fortuna en el comienzo de temporada a causa de las lesiones. Pellegrino ya ha podido contar con el argentino Ever Banega, que en los minutos de su reaparición frente al Athletic impulsó al equipo hacia la remontada. Ayer entró también unos minutos. El mayor problema del Valencia ha residido en la defensa, insegura y concediendo oportunidades al contrario. En Minsk el entrenador optó por reforzar el centro del campo con Albelda y ello se notó porque fortaleció el centro del campo y, consecuentemente, el pasillo de seguridad para evitar problemas a la insegura zaga.