Puyol y Villa, problemas resueltos

Vicente del Bosque tenía dos problemas: Carles Puyol y David Villa. Están resueltos. Ninguna de los dos podrá formar parte de la selección. Al central lo eliminó el cuerpo médico barcelonista al dar noticia del tiempo que necesita para recuperarse. Al segundo se le ha esperado hasta última hora y ha sido él quien se ha descartado. Villa ha respondido como profesional, como hombre, tan espléndidamente como goleador. Se ha apuntado el tanto de la honradez al manifestarle al seleccionador que no podrá llegar a la Eurocopa al ciento por ciento. Éste podrá escoger entre los delanteros que ha convocado sin tener que prescindir de más de uno como se preveía.

Los futbolistas son tan egoístas como cualquier ser humano y de ahí que se haya dado el caso de no manifestar la lesión para acudir al Mundial o campeonato similar. Nadie quiere perderse un acontecimiento internacional de primer orden. No ha sido el caso de Villa, máximo goleador de la Eurocopa y del Mundial. Tuvo la desgracia mediática de que el tanto de la final europea lo marcara Torres y el mundialista, Iniesta. Villa quedó difuminado pese a que se podía considerar que fueron tan importantes sus goles que los de las finales. Sin sus dianas no se habría llegado a las mismas.

Con Llorente, Soldado, Negredo, Adrián y Torres, Del Bosque tiene donde elegir. Adrián tal vez sea destinado a los Juegos Olímpicos y con ello el seleccionador puede prescindir de él sin que ello sea desdoro. Llorente tiene puesto fijo y si se tienen en cuenta los números de la actual temporada, Soldado debe estar entre los elegidos. Ha sido el máximo goleador español de la temporada. La gran duda ha sido la convocatoria de Torres, quien apenas ha jugado en el Chelsea y no ha hecho más méritos que los otros citados. Una vez llamado se puede pensar que el técnico acabará dándole puesto por su habitual comportamiento con quienes ya le dieron éxito. Del Bosque es agradecido.

En la zaga existe la baja de Puyol lo que obliga a contar con un central que le supla. Piqué parece fijo y Sergio Ramos ha cumplido magnifico papel en el Madrid en tal demarcación. La duda está en si debe seguir en esa zona o ocupar el lateral derecho porque da más fiabilidad para abrir espacios por la banda que Arbeloa. Para el centro de la zaga se cuenta Javi Martínez y Albiol, quien tampoco ha jugado mucho esta temporada y, como Torres, puede acabar teniendo plaza.