Cinco españoles en el equipo ideal europeo

El diario deportivo francés “L´Equipe” es la biblia del periodismo deportivo. Ha tenido y tiene enormes virtudes en su trayectoria y una de las cuales, y no la menos plausible, ha sido la de conceder a los deportes en general la importancia que cada uno requiere desde los puntos de vista competitivos, formativos, sociales y educativos. Sus “Cuadernos” dedicados al atletismo, por ejemplo, han sido ejemplo para informadores de medio mundo. “L´Equipe” ha sido protector de la Fórmula-1 y de todo lo relacionado con el motor. Ha potenciado el rugby, tan importante en Francia, el ciclismo, con su máxima expresión, el Tour, el golf y otros deportes que no siempre han tenido gran seguimiento en los diarios de otros países. “L´Equipe” lanzó la idea de la creación de la Copa de Europa para lo que contó con el apoyo inmediato de don Santiago Bernabéu y sin ser un diario futbolero en esencia, como la mayoría de sus colegas, ha contado en sus páginas con algunos de los mejores periodistas del mundo especialistas en esta disciplina. Verbigracia: Philippe Retahker. “L Équipe” es historia escrita por Jacques Marchand, Jacques Goddet, Antoine Blondin y Robert Parienté, entre otros.

Las votaciones de sus redactores no son actitudes ultras. En las grandes elecciones no hay “hooliganismo” y por ello cada una de sus decisiones han de ser respetadas. Acaban de proclamar a Lionel Messi “Campeón de Campeones” de 2011 y han sacado a la luz su votación por el once ideal y de nuevo la participación de los equipos españoles ha sido fundamental en el once elegido. Este: Neuer; Alves, Vidic, Piqué, Marcelo; Iniesta, Busquets, Xavi; Messi, Cristiano Ronaldo y Silva.

Es probable que discrepemos sobre la portería en donde antes que al guardameta alemán colocaríamos a Iker Casillas o Víctor Valdés. Pocas variantes caben en el equipo elegido. Y de nuevo hay que congratularse por el hecho de que ocho de los nominados juegan en España y con Silva, que lo hace en Inglaterra, son nueve los futbolistas que han crecido en nuestros clubes. Cinco de los once son españoles lo que enaltece más todavía a nuestro fútbol.

Lo doloroso está en que la calidad deportiva no corre pareja con la estabilidad económica.