El Barça gana al Santos su quinto título en 2011

El Real Madrid limpió su mancillado honor por la derrota con el Barcelona goleando al Sevilla en Liga. El Barça sumó laureles con el Mundialito de Clubes ganando en Japón al brasileño Santos, el equipo de Pelé, y que ahora pretende ser el de Neymar. La final fue de Messi.

El Madrid, tradicionalmente, ha tenido la habilidad de difuminar éxitos de los contrarios con sus noticias que han tenido que ver con lo deportivo, lo económico o lo social. Los seis goles del Sánchez Pizjuán parecieron bálsamo por si el Barça ganaba en Japón. Y en eso quedaron. Mourinho pudo presumir de ser líderes, pero la exhibición barcelonista en Yokohama difuminó el dato.

El Santos, campeón de América, no fue casi nada en manos del campeón de Europa. Los brasileños poseen un gran equipo y el Barcelona, además de practicar su fútbol, desactivó las posibilidades de los santistas impidiéndoles hacer jugar a sus peligrosos atacantes.

El Barça cuenta siempre con Messi que nunca se esconde y jamás se siente satisfecho. El Santos aportó a Neymar, jugador a quien comparan con Pelé y por quien, en teoría, se pelean Madrid y Barcelona. El equipo catalán se satisfizo con su Messi. Neymar pasó casi inadvertido. Tuvo detalles y mostró magníficas condiciones futbolísticas, pero mientras los zagueros brasileños no pudieron con Messi los azulgrana dieron pocas oportunidades a Neymar.

La superioridad barcelonista fue apabullante. Por la posesión del balón, por la creación de jugadas de gol, por la improvisación, los toques geniales y la sensación, desde el primer minuto, de que sólo podía haber un campeón. Al Santos le quedaron cuatro oportunidades que frustraron los defensas en últimas instancia o malbarató Valdés con sus intervenciones.

Guardiola planteó el partido con superioridad en la línea del centro del campo. Al adelantar a Alves dejó la retaguardia con sólo tres defensas, Puyol, Piqué y Abidal. Nos hemos pasado años denunciando el miedo de algunos entrenadores, el conservadurismo, y nos topamos con que el míster barcelonista  ha vuelto a los años de Seguer, Biosca, Segarra y a este paso acabará jugando como en los tiempos de Elias, Curta.

Fue auténtica exhibición el fútbol desarrollado por los barcelonistas. Marcó cuatro goles e hizo ocasiones para aumentar considerablemente el resultado. Cesc y Alves estrellaron dos balones en los palos. Decir que es el mejor equipo del mundo no es exageración. El más cercano a su potencial es el Madrid y hace una semana fue derrotado en el Bernabéu.

Guardiola, que parece que no es el mejor entrenador del mundo, ya ganó en un año seis títulos y el 2011 lo cierra con cinco. En la alineación inicial ante el Santos, el Barça contó con nueve jugadores de su cantera de los que Valdés, Puyol, Piqué, Bisquets, Xavi, Cesc son catalanes. El cupo lo complementan Iniesta, Thiago y Messi. En la segunda parte aún contó con dos más de la casa: Pedro y Fontás.

El Barça es más que un club, entre otras razones, por su política deportiva.