El Madrid se distancia del Barcelona

Se suponía que el Real Madrid ganaría al Atlético y sucedió. No se sospechaba que el Barcelona pudiera salir derrotado de Getafe y ocurrió. En dos horas de diferencia la Liga comenzó a tener, al menos momentáneamente, color madridista. En dos horas toda la credibilidad azulgrana fue puesta en duda. Mientras el Madrid mantuvo su racha goleadora, el Barça se enredó en su juego contra los getafenses y acabó derrotado y a seis puntos del líder.

No estaba previsto que a estas alturas de la película comenzara a desaparecer tan pronto el misterio de la Liga. A este paso conoceremos al asesino antes de Alfred Hicthock nos devele el final del enredo. El Madrid comenzó a mayor ritmo con la disputa de la Supercopa y no obstante, la perdió. Después tropezó en Liga y el Barça, que empezó a medio gas, fue subiendo de tono. Hace unas semanas que a los barcelonistas se les complican los partidos más de la cuenta y el Madrid se saca de la chistera toda clase de goles y con rematadores varios y no sólo Cristiano Ronaldo.

E l Barça se ha dedicado a vivir de Lionel Messi y Pep Guardiola se ha empecinado en algunas rotaciones inapropiadas. Ha jugado con fuego algunas tardes y se ha churruscado. El Madrid perdió contra el Levante, pero el Barça ya ha empatado en Valencia y Bilbao y perdido con el Getafe.

Los encuentros de Mestalla jugados por Barça y Madrid, probablemente, tendrán comentarios polémicos en el futuro. A los barcelonistas les privó el árbitro de dos penaltis y al Madrid le regalaron el que se cometió a Higuaín. Echarán cuentas sobre los puntos ganados y perdidos.

El Madrid mantuvo ante el Atlético, que salió dispuesto a dar la campanada, el tono arrollador de las últimas jornadas. Cierto que se quedó en ventaja por la expulsión del guardameta atlético, pero mantuvo la facilidad para llegar al área contraria de manera arrolladora.

El Barcelona tropieza con las dificultades que no se le adivinaban tiempo atrás. Le cuesta marcar goles y aunque, por ejemplo, apabulle al Zaragoza, no acaba de mostrar superioridad en lugares donde se juega puntos importantes. Perder el Getafe fue más que un mal síntoma. Guardiola necesita reflexionar sobre algunas de las alineaciones que presenta. En el Bernabéu se jugará más que tres puntos y las posibilidades de ganar la Liga. La credibilidad de sus sistemas también estará en  juego.