El Madrid goleó con el equipo B

El Madrid, con una alineación propia de equipo B, tardó menos de diez minutos en marcar tres goles y sentenciar el partido. El equipo madrileño solamente necesitaba el empate para asegurar su primer puesto en el grupo. No jugó de manera conservadora porque se afanó en marcar goles antes de que los jugadores del Dinamo de Zagreb se hicieran a la idea de que el árbitro había pitado el comienzo.

Casillas se quedó en el banquillo para dar minutos a Adán lo que fue operación inútil porque el suplente madrileño estuvo a punto de pedir a sus defensas que propiciaran algún remate de los croatas para justificar su presencia.

Sahin, otro de los turcos alemanes fichado por el Madrid, hizo su debú en Liga de Campeones. Llegó lesionado y al fin ha podido jugar un encuentro como titular. Tuvo buenos detalles y hay que aguardar a que entre más en juego para comprobar hasta que punto su presencia junto a Xabi Alonso será importante.

Mourinho volvió a creer más en Varane que en Albiol. De éste jugador se dice que no goza del cariño de su entrenador y dejarle en el banquillo por detrás del joven francés Varane fue casi humillación.

Habitualmente, el entrenador madridista alterna en la delantera a Benzema e Higuaín y ayer contó con los dos. Se complementaron perfectamente y ambos buscaron y encontraron el gol. Con Cristiano Ronaldo en el equipo, probablemente, no volverán a actuar juntos. Y menos cuando se recupere Di María.

Callejón fue noticia en la pasada jornada no porque jugara en Mestalla, sino porque el entrenador se le subió a la chepa, fotografía que rodó por medio mundo. Callejón justificó su presencia en el equipo con juego y sus goles. Merece más oportunidades y no porque pueda sacar en hombros a Mourinho como si éste fuera un torero triunfador.

En medio de la goleada madridista, el Villarreal, que ha tenido que recurrir a juveniles para completar la convocatoria, dada la cantidades de lesionados que tiene, sufrió en Munich ante el Bayern. Salvó el honor con un gol y con el argumento moral de que le birlaron un penalti.

Del Villarreal no había que esperar gran cosa. Lo mejor que le ha podido suceder es queda eliminado de los torneos europeos para dedicarse a la Liga en la que tendrá que sufrir más que nunca a causa de las ausencias de jugadores titulares.