El dinero televisivo enciende la Liga

Las dos goleadas de la primera jornada de Liga han vuelto a relanzar la polémica sobre el reparto de los ingresos por televisión. Fernando Roig, presidente del Villarreal y José María del Nido, del Sevilla, han vuelto a lanzar la voz de alarma y su protesta por lo que sigue sucediendo en esta Liga denominada de “las estrellas” y cada día más parecida a la escocesa en la que Celtic y Glasgow parten siempre como favoritos.

El dirigente villarrealense no ha hablado de los problemas profundos que afectan a los clubes por la derrota en el Camp Nou. Sus diferencias con algunos presidentes, que se pliegan a lo que deciden los dos grandes, y sus pronósticos sobre la grave crisis que iba a afectar también al fútbol, son posturas de hace al menos tres años.

Del Nido también lucha por modificar el reparto de los dineros televisivos desde hace algún tiempo. Ambos presidentes pronostican que nuestro campeonato está tocado de muerte si no se modifican las actuales formulas económicas.

Roig manifestó que para cuadrar presupuestos en su club tiene que haber ventas y se quejó del hecho de que algunos viven de los grandes créditos. El hecho de que la Liga haya quedado en manos de solo dos, Madrid y Barça, ha creado polémica y son muchas las personas que han comenzado a manifestar su deseo de que el campeonato recupere el interés de tiempos atrás. Hasta tenistas como Rafael Nadal y Feliciano López se han manifestado en favor de una Liga más disputada que la actual.

Madrid y Barça siempre poseerán mayores recursos económicos que los demás, pero es evidente que un negocio que no depende sólo de ellos, como la televisión, lo monopolizan. Parece que son los dueños, se reparten los grandes beneficios y a los demás les caen las migajas.

Barcelona y Madrid perciben 140 millones de euros por temporada y el Sporting, doce. Cinco más cobra el Athletic Club. Se habla mucho de la diferencia de puntos con que acaba el torneo, es decir, lo que sacan al tercero. En los dineros también hay diferencia abismal. Los dos primeros perciben 140 y quien les sigue, el Valencia, 42.

El Valencia ha tenido que hacer grandes esfuerzos para salir del hoyo en que lo hundió el ex presidente Juan Soler, quien comenzó a construir un estadio sin haber vendido Mestalla. Manuel Llorente está recomponiendo la economía a base de vender a sus estrellas, reducir los salarios y controlar los gastos generales. Con ello ha reducido la deuda en más de 150 millones con lo que es el tercer deudor tras Madrid y Barcelona.

Sobre el autor de esta publicación