España, suma títulos europeos

El fútbol español se ha convertido en acaparador de triunfos. En pocos días de diferencia ha ganado tres títulos europeos. La Sub-19 se ha sumado a los éxitos conseguidos por la Sub-21 y el gozoso éxito de la selección femenina Sub-17.

Durante años, las selecciones inferiores ganaban títulos europeos y mundiales y la absoluta se quedaba anclada en los cuartos de final tanto en Europa como en los mundiales. Ahora, el panorama es distinto.

La selección A rompió con todos los maleficios y ganó la Eurocopa. Dos años después conquistó el Mundial en Sudáfrica. A tales victorias han sucedido las de la Sub-21, Sub-19 y Sub-17 femenina en torneos continentales.

Ahora las miradas están puestas, inevitablemente en la selección Sub-20, que ha comenzado la disputa del Mundial con goleada. Ya parece que existe la obligación de ganar también en esta categoría. Seguramente, porque ya lo hizo una vez.

Hace unos años nos preguntábamos por las razones que existían para que lo ganado en categorías inferiores no tuviera continuidad en la de los mayores. Actualmente, parece cono si el ejemplo hubiera cundido a la inversa.

Es evidente que todos los clubes promueven el crecimiento de sus canteras y de ellas están surgiendo futbolistas que llegan a Primera y a la selección absoluta. El gran fenómeno ha estado en el éxito de las chicas en la Sub-17.

Las categorías femeninas, en general, no suelen gozar de la atención de los públicos y en los medíos informativos también se pasa por encima. En el fútbol tal vez hay menos interés que en otras disciplinas.

De todos los éxitos recientes quizá el más meritorio es el de las muchachas. Nos hemos percatado de su existencia al verlas campeonas europeas.

Sobre el autor de esta publicación