El Barça tiene dinero y no ficha

Pep Guardiola ha afirmado que en el Fútbol Club Barcelona hay dinero suficiente para fichar a Cesc Fábregas y Alexis Sánchez. Dadas las dificultades para recuperar el centrocampista catalán, y ex barcelonista, el entrenador ha dicho que puesto a elegir es más imprescindible un delantero, o sea, el chileno.

Según Guardiola en la caja del club hay posibles para contratar a los dos deseados. Es creíble que ello sea así si, al tiempo, consideramos que en el club hay grandes dotes de negociación para llegar al desembolso menos doloroso.

Contrasta la demora de ambos fichajes con las precariedades de la plantilla que vuelve a ser extremadamente corta. El Barça aspira de nuevo a ganar todos los títulos posibles, pero no tiene equipo con relevos suficientes para hacer más factible el buen rumbo de la temporada.

El Real Madrid comenzó la temporada con antelación (de ello nos dio el tostón estomagante Televisión Española, portavoz oficial del Bernabéu) y con toda probabilidad estará mejor preparado para afrontar la disputa de la Supercopa de España. Para el madridismo dar primero será síntoma de que puede dar dos veces.

El Madrid también ha tenido dificultades para concretar el fichaje del brasileño Neymar. El Santos, su club, ha puesto más problemas de los esperados ya que no sólo ha sido cuestión de euros lo que ha demorado la firma de la operación.

Brasileños, ingleses e italianos, los dueños de Neymar, Cesc y Alexis, han jugado sus bazas para, finalmente, obtener mayores beneficios. En año de crisis profunda, de la que no debe estar al margen el fútbol, Madrid y Barcelona no se han limitado a completar plantillas con jugadores de segunda línea.

El mercado se está comportando con discreción. La mayoría de los clubes, muchos en concurso de acreedores, se atan los machos para construir el equipo de acuerdo con lo que determinan los jueces concursales.

Pese a ello hay muchos dineros en juego y hemos llegado casi al mercado del trueque porque todos pretenden aminorar sus presupuestos con ventas de jugadores estrella como de futbolistas de cantera. Hay que hacer caja.