La selección homenajea al centenario Xavi

La selección española de fútbol, campeona del mundo, dedicará el viernes un pequeño homenaje a Xavi Hernández, capitán del Fútbol Club Barcelona, y uno de los mejores futbolistas que ha tenido el equipo nacional a lo largo de su historia. Sus compañeros no quieren dejar pasar la ocasión de su partido centenario para mostrarle su admiración y respeto.

Afortunadamente, la selección española cuenta con un puñado de futbolistas a quienes, por distintas razones, se les podrían dedicar homenajes. Pero si hay alguno a quien se puedan adjudicar algunas de las grandes virtudes del equipo es precisamente al barcelonés.

Xavi no es un jugador más. Su importancia no está solamente en el juego que desarrolla, sino también en su bonhomía. Dentro del vestuario y en el campo es faro que alumbra a los demás. España juega bien si Xavi desarrolla sus cualidades de director de juego. Sería imposible hablar del tique-taca si no se contara con el centrocampista catalán.

Xavi reúne, entre otras virtudes, la de ser entusiasta de la selección. Hubo una ocasión en la que el equipo nacional lo formaron once vascos y ahora puede afirmarse, sin desmerecer a los demás, que la esencia reside en el grupo de barcelonistas.

Xavi e Iniesta son, prácticamente, los creadores del fútbol que se ha convertido en sistema a seguir por selecciones de todo el mundo. Puyol y Piqué forman el tándem firme y solidario que permite a los centrocampistas moverse con soltura. Y por delante tienen a Busquets y Pedro, dos más de la “colla”.

La selección juega mucho a imagen y semejanza del Barcelona y en ello está la batuta de Xavi. Es el jugador a quienes buscan los compañeros para crear el ataque o resolver un problema con la posesión del balón.

Hay pocos jugadores que merezcan tanto el cariño de sus compañeros. Cien partidos internacionales merecen la celebración.