La Copa, sin grandes sorpresas

El líder de la Liga, el Real Madrid, no pasó del empate en La Condomina frente al Murcia, equipo que milita en Segunda B. El segundo del campeonato, el Villarreal, solamente consiguió la igualada en El Ejido aunque al menos marcó un gol. Barcelona, Valencia, Sevilla y Atlético hicieron los deberes.

La Copa a dos partidos ya se sabe que da ventaja a los equipos de Primera pese a que en ocasiones se da la sorpresa como siempre se recuerda de los casos más sangrantes del Real Madrid. Son excepciones a la regla.

En los dieciseisavos de final los grandes van a pasar sin complicaciones a pesar de que ha habido quien ha cumplido mejor que quienes tenían obligación de ganar sus partidos con cierta amplitud. El Madrid no cumplió con el pronóstico al no vencer en Murcia.

Después de la goleada al Racing de Santander se presumía que los madridistas tendrían otro paseo triunfal en la capital murciana. Sin embargo, a pesar de que jugaron todos los titulares, a excepción de Ozil y Carvalho, no hubo goles. La vuelta será ocasión para la goleada.

El Villarreal padeció hace dos años la vergüenza de El Ejido donde fue goleado (5-0) de manera más que sorprendente. Volvió al lugar del crimen y su entrenador pretendió ganar con los jóvenes de la plantilla. Se tuvo que conformar con el empate. Hay que pensar en que la eliminatoria será resuelta favorablemente en El Madrigal.

Los miembros restantes del paquete de grandes equipos resolvieron sus compromisos con prontitud y facilidad. Lo hizo el Valencia en Logroño, el Sevilla en Irún y el Atlético en Las Palmas frente al Universidad.

La ronda no la podrán pasar algunos de Primera porque se enfrentan entre ellos y todo hace suponer que quienes han tenido que jugar contra equipos inferiores se clasificarán todos. Tal vez la excepción sea la del Racing que cayó en Córdoba por 2-0 con gran aplauso de la actual ministra Rosa Aguilar, forofa del equipo de su ciudad.