Sevilla, Villarreal y Atlético, paso europeo adelante

El dinero y la calidad del fútbol hay ocasiones en que están reñidos. La UEFA cambió el torneo que llevaba su nombre por la llamada Liga Europa y para mejorar las condiciones económicas de los participantes modificó el sistema de juego.

Lo igualó a la Liga de Campeones con liguillas. Hay más ingresos, mejores premios y partidos con menos emociones que los que se disputaban en eliminatorias directas de ida y vuelta.

Ahora, los equipos piensan en la suma de puntos. Con victorias caseras y algún empate o victoria fuera consiguen la clasificación para la siguiente ronda y lo hacen habiendo hecho más caja que cuando las eliminatorias primeras apenas tenían atractivo.

Hay partidos en que los triunfos se consiguen con el mínimo esfuerzo. Por 0-1 ganó el Sevilla. Por 1-0 perdió el Getafe y Atlético y Villarreal trataron de vencer en casa sin arriesgar demasiado.

En el Atlético el primer gol llegó en remate de cabeza de Godín defensa central. En El Madrigal hizo diana Marco Rubén. Ninguno de los dos encuentros de casa proporcionó emociones indescriptibles en la primera mitad. El Atlético necesitaba ganar porque tenía un solo punto.

Bastó con la aparición de Kun Agüero en la segunda parte para que el juego cambiara. En la primera jugada en que intervino llegó el segundo gol. Fue gracias al pase inteligente de José Antonio Reyes, jugador recuperado para la causa.

Con el Kun hubo emociones y jugadas con peligro y una de ellas proporcionó a Costa la tercera diana. El Atlético recuperó con Agüero la alegría futbolística. Había decaído el juego del conjunto y con él parece nuevo horizonte.

El Villarreal aprovechó el único tanto y con ello se colocó en el primer puesto de su grupo. También el Sevilla está en condiciones de continuar y el Atlético ha mejorado la situación tras dos partidos decepcionantes. El Getafe lo tiene peor.