Skylanders Trap Team, el juego que refrescó la saga

Skylanders Trap Team

Seguimos con nuestro repaso al universo Skylanders. En esta ocasión depositamos nuestra atención en otro clásico: Skylanders Trap Team. Si en la primera secuela se añadieron los gigantes y en la segunda la combinación de skylanders para crear nuevos personajes, en este juego se nos propone que capturemos villanos y los usemos cuando los necesitemos. En su momento, sorprendió satisfactoriamente ver que los desarrolladores seguían teniendo ideas a fin de continuar actualizando el mundo de los skylanders. Aunque quizá se presionaron bastante tal y como explicaremos en un artículo de opinión que publicaremos en breve.

En cualquier caso, estas novedades ayudaron mucho a que Skylanders siguiera en forma en el mercado. Los niños se cansan muy rápidamente de sus juguetes y juegos, lo que justificaba que cada año Skylanders les diera algo nuevo. En este juego, el uso de las trampas aporta una nueva idea al mundo de Skylands que resulta muy dinámica y que se introduce bien a lo largo de la partida.

Skylanders Trap Team mejoró la propuesta con novedades y una notable mejora gráfica. Esta entrega ofreció un mejor rendimiento técnico, más elementos en pantalla, más interacción y bonitos efectos visuales, como en el agua. En términos jugables el gran cambio se encontró en la caza de villanos, proceso que funciona de una forma sencilla.

Capturando a los villanos

En este juego, el portal de poder disponía de un hueco en el cual podemos introducir un tótem. Este tótem es el que se encarga de encerrar a los villanos en la trampa, en la cual quedan atrapados hasta que decidimos liberarlos. Cuando derrotamos a un jefe este se queda en posición debilitada y, si tenemos la trampa del elemento necesario (el que corresponda al propio personaje), lo podremos atrapar. Si ya teníamos a un villano atrapado en este tótem, será posible decidir si nos quedamos el que ya teníamos o si lo cambiamos por el nuevo. Estos villanos no llegan a almacenarse para que los invoquemos cuando queramos, pero será posible encerrar a uno en cada tótem que tengamos en nuestra colección. A mayor número de tótems, más cantidad de villanos a los que podremos invocar para que nos echen una mano en nuestra aventura.

¿Y qué podemos hacer cuando hemos capturado a un enemigo? Con la pulsación de un solo botón tenemos la oportunidad de cambiar entre el control de nuestro Skylanders y el villano. La aparición del enemigo en escena está limitada por un contador tiempo. Este se va reduciendo, por lo que debemos intentar aprovechar el máximo posible este periodo para combatir contra nuestros oponentes. En ocasiones necesitaremos al villano en cuestión para realizar su misión, y no hay que olvidar que la fuerza de estos personajes es superior a la de los Skylanders normales, lo que es beneficioso para momentos complicados. Además, no solo se puede beneficiar de este personaje el primer jugador, sino que el segundo también lo podrá invocar, aunque los dos no lo podrán hacer de forma simultánea.

Algunos de los skylanders de esta entrega eran Snap Shot, que es un Trap Master, de elemento agua, armado con un arco que puede lanzar flechas de hielo, o el simpático Food Fight, que tiene una bazuca con la que lanza tomates. Los tomates que lanza se plantan y el resultado es que en pocos momentos podemos tener el escenario lleno de tomates, lo que resulta muy divertido. Además, otro de sus ataques le permite poner trampas que explotan en el suelo pocos segundos después.

Respecto a los villanos, hay personajes como Broccoli Guy, Cuckoo Clocker, Mago Chompy, Gulper y Slobber Trap. Todos tienen acciones muy bien diferenciadas y que no estén disponibles en forma de figura les da a los desarrolladores una gran libertad a la hora de crear los diseños. Broccoli Guy, por ejemplo, es de un reducido tamaño y tiene el aspecto de un brécol viviente, colocando frutas en el suelo. Gulper es una gran mole que nos recuerda a Jabba el Hutt, de Star Wars, mientras que Slobber Trap es un adorable skylander en forma de perrito que tiene la habilidad de ir dejando saliva en el suelo.

El juego en sus versiones portátiles

Con cada entrega, las versiones portátiles de Skylanders fueron mejorando. Este juego se lanzó en Nintendo 3DS y en el iPad. La versión para el tablet de Apple es una representación muy fiel de la versión de sobremesa. Sorprendió especialmente el apartado gráfico del juego, que, en la época, no imaginábamos que podría llegar a esos niveles en formato reducido. Para solucionar el tema del control, que siempre es un asunto peliagudo en dispositivos móviles, el juego incorporó en su Starter Pack un mando totalmente optimizado para el juego. Es un mando pequeñito, muy ligero y cómodo, que sirve de demostración de cómo debería ser un mando para este tipo de dispositivos móviles.

En cuanto a la edición de Nintendo 3DS, como siempre se trata de una aventura independiente, más sencilla en lo gráfico y con un enfoque más dirigido a la acción. Su hub está realmente cuidado, porque tiene una profundidad superior a la de anteriores entregas portátiles, disponiendo de zonas de colección y un área de entrenamiento donde potenciar nuestras habilidades. La aventura portátil es tan divertida como en el pasado, no necesitando cambiar de figura en el portal, sino que almacenamos los personajes en la propia consola para ir cambiando entre ellos. La captura de los villanos es similar, teniendo que trazar círculos en la pantalla táctil cuando los derrotamos para absorberlos. Una vez absorbidos, solo habrá que tocar la pantalla inferior para invocar al villano.