La Unión Europea analiza cambios y las empresas deberán solicitar el consentimiento de los usuarios para utilizar sus datos personales

union europea

Union Europea

union europea
Si hay dos compañías que saben lo que es la publicidad online, y de hecho basan gran parte de sus ingresos a partir de lo generado por esta vía, aunque para que ello sea posible las leyes y regulaciones deben permitir ciertos aspectos de ese funcionamiento. Y en ese sentido las nuevas leyes sobre privacidad que estaría analizando la Unión Europea podrían llegar a cambiar el escenario en forma drástica ya que las compañías se verán forzadas a solicitar permiso para utilizar datos personales.
La idea que está rondando en las oficinas de la Unión Europea es la de impedir que las empresas puedan utilizar libremente los datos de los usuarios, y el arguento que exponen par ello es el de permitir a estos saber exactamente que es lo que sucede con la información que generan. De acuerdo a lo que expresa Philipp Albrecht, un miembro alemán del Parlamento Europeo, se busca que tengan la potestad de definir si acceden al procesamiento de sus datos o no, y en caso de que se permita esa utilización podrán exigir a las compañías que muestren la utilización que han hecho de los datos.
Como era de esperar, las compañías han objetado estas modificaciones, sobre todo Google y Facebook que no tienen un historial absolutamente impoluto en esto de utilizar los datos de navegación de los usuarios, pero al parecer las cosas están bastante avanzadas como para que los cambios sean definitivos. El problema es que en este caso, al igual que ha sucedido en otros casos de modificaciones a las reglamentaciones, las multas en caso de no adaptarse a lo previsto por estas no son tan graves, ya que está previsto que sean de entre el 0,5 y el 2 por ciento de la facturación. Una cantidad que puede llegar a ser importante en términos reales pero que en lo relativo no lo es, si tenemos en cuenta que la no utilización de esos datos les implicaría en muchos casos una pérdida mucho mayor. Además, si tenemos en cuenta que sólo se aplicarán en Europa, las multas no serían tan significativas ya que se descuenta que en EEUU no se modificarán las reglas del mercado ya que en medio de tanta crisis nadie creen que vayan a arriesgar penalizando a compañías de gran calibre que son en cierto modo el motor de la nueva economía.
Via Business Insider