DuckTales Remastered, rindiendo tributo al Tío Gilito

DuckTales Remastered inicio

Si hablamos de DuckTales, el clásico de NES aparecido a finales de los años 80, estamos hablando de uno de los juegos de plataformas licenciados más importantes del catálogo de la consola de 8 bits. El juego cosechó una gran fama en su época, y no porque la serie de televisión estuviera en boca de todos (aunque también), sino porque el título contaba con una elevada calidad. Los recuerdos de jugadores relacionados con el momento de la compra del juego son numerosos, y lo son más todavía los relacionados con la divertida experiencia que proporcionaba.

Entre finales de los 80 y la actualidad, ha pasado mucho tiempo. En esas décadas, los juegos basados en series infantiles han dejado de interesar. Prácticamente ya no se desarrollan y, cuando lo hacen, son propuestas muy simples pensadas para jugadores de corta edad. En los tiempos de NES, los juegos basados en series podían ser títulos casi perfectos como fue el caso de DuckTales.

Hace unos años, con la intención de homenajear al clásico y ofrecer al público una oportunidad de rendirle tributo, se lanzó DuckTales Remastered. Una de las cosas que se pudieron permitir los desarrolladores, el equipo de WayForward, a la hora de encarar este juego, fue la expansión del mismo. En la versión original de NES había pocas explicaciones y se dejaban de lado oportunidades para hacer que el contexto tuviera más sentido. Era lo propio de la época y nadie le exigió más al juego de Capcom. Ahora el equipo de desarrollo optó por ponerse manos a la obra para hacer que DuckTales Remastered fuera un título más completo, con más sentido y con la profundidad suficiente como para que incluso quienes no conocen al Tío Gilito puedan entender el contexto de la historia.

El juego nos cuenta, con escenas de por medio, todo lo que acompaña a la historia. Sabemos con más precisión por qué el Tio Gilito se pone manos a la obra para rescatar a sus sobrinos. También se pretende dar explicación a factores que podían resultar un poco extraños en el juego original, como que nos encontremos una rata gigante en la luna. La idea es que el juego parezca más un episodio de la serie de animación y que permita a los usuarios sentirse dentro de un contexto más completo, detallado y con coherencia. Se hicieron cambios para que el juego fuera tratado realmente como un remake completo, y no como una de las versiones HD a las que nos tiene acostumbrados también Capcom.

Hablamos de un cambio de estructura radical en algunos casos. El propio nivel de la luna que hemos mencionado altera algunos factores y nos aporta más información. Tal y como comenta el equipo de WayForward, llegábamos al OVNI con el objetivo de encontrar un mando a distancia que abriría el camino hacia el jefe, pero no sabíamos exactamente porqué ocurría esto. La nueva edición del juego permitió ver a Fenton, que es Gizmoduck, siendo secuestrado por el OVNI. Entramos a la nave para rescatarle y encontrar las distintas partes de su traje. Cuando le rescatemos y Gizmoduck esté listo para la acción nos acompañará a la zona donde estaba la puerta y disparará para que podamos pasar por ella.

La versión de NES nos ponía a luchar contra una rata gigante sin explicación alguna. Ahora se explica que las ratas son así porque se ha experimentado con ellas. También se justifica por qué el Tío Gilito puede respirar en la luna, cuando no se trata de algo comprensible.

Las novedades que tuvo esta versión

La dificultad de los videojuegos ha cambiado mucho en los últimos años, tanto que ahora es posible que si volvemos a disfrutar de algunos clásicos lo pasemos mal para avanzar por donde antes pasábamos con los ojos cerrados. Esto llevó a que el equipo de WayForward decidiera incluir un tutorial que sitúa en materia a los usuarios cara a los controles y las distintas acciones a realizar. Este tutorial también sirve en lo relacionado con conocer a los personajes principales y el argumento sobre el que se desarrolla la aventura. La forma en la que se presenta este tutorial es similar a la de MegaMan X, lo que apreciarán los fans de Capcom.

Además, DuckTales Remastered tiene otras novedades incorporadas para la ocasión. Por ejemplo, un hub donde se recolecta el dinero, una galería con imágenes artísticas y diseños, así como el renovado hub informático en el cual seleccionamos la próxima misión. Por otro lado, los usuarios que menos destreza tengan se encuentran con un nuevo sistema de dificultad reducida en el cual solo tienen que pulsar un botón. Se intenta así que los más pequeños de la casa también disfruten de las aventuras del Tío Gilito.

Algunos niveles, como el mencionado de la luna, han sufrido modificaciones palpables. En el nivel de Transilvania se han realizado cambios con el objetivo de que la pantalla no sea tan confusa como resultaba en el pasado. Por otro lado, se añadió un modo fácil que nos da ventajas adicionales, como la posibilidad de ver el mapa completo, vidas infinitas y la máxima cantidad de corazones. Por otra parte, en este modo fácil los jefes son más sencillos. Pero también hay modificaciones hacia el aumento de dificultad. Así, si bien el nivel difícil es el equiparable a la versión de NES, hay una modalidad extrema que resulta más complicada que la de la edición de 8 bits, con menos corazones y desafíos complementarios.