Disney Infinity 2.0, cuando Marvel entró en el juego

Disney Infinity 2-0 Marvel

Los juegos que utilizan figuras coleccionables como apoyo han perdido la chispa y han desaparecido del mercado, pero hay sólidos pensamientos sobre su posible vuelta. Todo dependerá, posiblemente, de las decisiones que tomen Activision con Skylanders y Disney con Disney Infinity, dado que son los dos grandes títulos que dominaron el mercado.

Continuando con nuestro repaso de los principales toys-to-life, hoy nos detenemos en Disney Infinity 2.0, la segunda entrega del juego de Disney que se basó en el universo de Marvel. Tomó el relevo de los personajes de Disney de la primera edición y aportó una amplia serie de nuevas habilidades, poderes y niveles. También significó el debut de la saga en la generación de PlayStation 4 y Xbox One, lo que ayuda a que sea un título retrocompatible con la generación posterior.

Disney cambia y se pasa a Marvel

Disney aportó aire fresco a la saga gracias al universo Marvel. En esa época los Guardianes de la Galaxia acababan de triunfar en taquilla con su primera película, así que era un momento ideal. Junto a los guardianes, también aparecieron otros muchos héroes, todos ellos formando parte del universo cinematográfico Marvel, como Iron Man, Spider-Man, el Capitán América o los demás Vengadores.

Disney Infinity 2.0 cambió la filosofía en el planteamiento del juego. No pasábamos de película en película como hicimos en el primer episodio, sino que nos introducíamos en un gran mundo que nos sitúa en el universo Marvel tal y como lo recordamos de los cómics y las películas. El set de inicio incluía las figuras de Iron Man, la Viuda Negra y Thor, acompañados de su propio escenario y de dos power discs, porque no olvidemos que con este nuevo título entraron en escena más discos de poder.

Siguiendo la tradición del primer juego, los personajes están muy diferenciados y plasman sus principales habilidades en pantalla. Los jugadores pueden ir cambiando la figura colocada en la base para ponerse al control del héroe que prefieran o del que necesiten dependiendo del desafío con el que se encuentren. La colección inicial incluye un amplio repertorio de figuras entre las que se encuentran los personajes más representativos del mundo Marvel. Como de costumbre, dejando al margen las figuras del Starter Pack, las demás se pueden conseguir de manera individual o a través de packs especiales de aventura o combos de héroes que están disponible en tiendas. En este sentido hay que mencionar que tanto los Guardianes de la Galaxia como Spider-Man disponen de su propio pack de aventura Play Set, el cual añade una historia personalizada con la cual aumentar la diversión y posibilidades.

¿Y dónde está el espíritu clásico de Disney?

Lo bueno es que Disney no quiso dejar al juego sin la presencia de sus personajes más clásicos. Así, se reintrodujo el modo Toy Box, pero con más contenidos y posibilidades, así como con figuras adicionales de personajes de la empresa. Las figuras que se introdujeron estuvieron muy bien elegidas, como Mérida de Brave (Indomable), Stitch, Jasmine, Campanilla o Maléfica. Además, también se puso a la venta una edición alternativa de Disney Infinity 2.0 que incluía las figuras de Mérida y Stitch, así como todo el contenido de la renovada Toy Box. De esa forma Disney les decía a los jugadores que no estuvieran interesados en Marvel que podían seguir disfrutando del nuevo juego sin problemas.

El encanto de la Toy Box

Uno de los aspectos que más gustó del primer título fue la Toy Box, un mundo libre en el cual los jugadores podían dar rienda suelta a su creatividad para crear niveles personalizados. Su rendimiento era similar a juegos como LittleBigPlanet, donde siempre se ha buscado que los usuarios dejen salir sus ideas a fin de crear divertidas experiencias con las que después sorprender a otros jugadores mediante un fácil sistema de compartir. El apoyo de la comunidad fue elevado, en parte porque Disney intentó que siempre hubiera retos y desafíos en los que se animara al público a crear sus propias pantallas. Esto retroalimentó el universo de Disney Infinity y confirmó que la diversión no terminaba cuando habíamos acabado las historias de cada una de las películas incluidas con el juego. Si éramos asiduos podíamos descargar los niveles de los demás jugadores y seguir pasándolo bien.

Por eso la Toy Box de Disney Infinity 2.0 tuvo aun más posibilidades. La nueva Toy Box era mucho más libre, más profunda y de unos recursos que se alejan drásticamente de las limitaciones del juego previo. Las posibilidades de creación eran muy elevadas y permitían que se crearan experiencias aun más diferentes entre sí. Por desgracia, ya sabemos que toda la parte multijugador de la Toy Box acabó desapareciendo. Por su lado, entre las nuevas figuras de Toy Box que se lanzaron con la versión 2.0 estuvieron el Pato Donald, Hiro y Baymax, o Aladdín.