Amazon comenzará a vender sus dispositivos en una tienda física

Logo de Amazon

Que una tienda online decida dar el salto al mercado físico no es algo habitual. Pero es justo lo que tiene entre manos el gigante del comercio electrónico Amazon. La compañía ha tenido varias intentonas por llevar sus productos a las calles, aunque hasta ahora ninguna de ellas ha resultado tan exitosa como esperaban. Su nuevo plan es mucho más firme de lo que ha hecho hasta ahora e implica la apertura de una tienda oficial en Nueva York, la cual servirá también como mini-almacén para tener un poco de todo.
Parece que la intención es que la apertura se produzca en este mismo año, a fin de aprovechar la jugosa campaña de navidad. La noticia ha sido recibida con todo tipo de opiniones entre los norteamericanos. Algunos se muestran entusiasmados por tener una tienda de Amazon cerca, en un lugar céntrico y de interés general. Otros creen que es una de las peores decisiones que podría haber tomado la empresa online.
En lo positivo hay que decir que se puede tratar de una idea exitosa, sirviendo como herramienta para que los clientes vayan a recoger los productos a la tienda y se ahorren los gastos de envío. También puede ser una forma adecuada de ver los productos de la compañía, móviles y tablets, por ejemplo, en vivo.

Pero en lo negativo, no hay duda de que suena un poco contra-natura el pensar que una tienda online, destinada a dejar atrás las tiendas físicas tradicionales, opte por utilizar este tipo de concepto. Los usuarios están preocupados por si esto podría implicar un aumento en el pago de impuestos o de precios en general. También hay que pensar que puede ser, simplemente, una buena idea de marketing para que el nombre de Amazon sea cada vez más reconocido en todo el mundo.
Dicen algunos expertos que la intención que tiene Amazon es la de convertirse en una nueva Apple, que triunfa no solo con su tienda online, sino también con sus comercios físicos. El concepto es bueno en general, pero posiblemente tendremos que esperar mucho para saber si la idea le funcionará o no a Amazon. La empresa ha dicho que de momento lo consideran un experimento, por lo que podría significar el inicio de una nueva era o el fracaso de una idea curiosa, pero fallida. Ocurra lo que ocurra, imaginamos que no afectará demasiado al futuro de Amazon.
Vía: The Wall Street Journal