Gente

Tamara Falcó tira de la Biblia para anunciar su compromiso con Iñigo Onieva

El enlace promete ser el esperpento del año, la celebración en la que se entrecrucen los cachorros de la nobleza de este país con las y los reyes de las redes sociales 

Tamara Falcó e Íñigo Onieva

EUROPA PRESSTamara Falcó e Íñigo Onieva

Ya es oficial. Tamara Falcó se casa con Íñigo Onieva y, no, no lo ha comunicado la biblia del corazón. Esta vez la revista ¡Hola! se ha enterado al mismo tiempo que el resto del mundo. La pareja, muy al estilo siglo XXI, lo ha hecho oficial a través de su perfil de Instagram. Al mediodía del jueves 22 de septiembre, la marquesa de Griñón ha publicado en sus redes un post muy en su línea católica creyente. Apoyada con un selfiebeso, anuncia su boda (todavía sin fecha) y remata la información mostrando su anillo de prometida. En su cuenta de Instagram, Tammy presume de un original anillo que abraza su anular sin llegar a cerrarse con tres diamantes en forma de lágrima o de hoja. Se trata de una joya minimalista, muy moderna que, aunque cuenta con diamantes, la piedra por excelencia de cualquier petición de mano que se precie, se aleja del clásico solitario.

Tamara Falcó anuncia su compromiso con Iñigo Onieva y enseña su anillo

INSTAGRAM_Tamara Falcó anuncia su compromiso con Iñigo Onieva y enseña su anillo

Lo cierto es que hasta ayer la boda de Tamara Falcó era un run-run, un rumor constante en el mundo del corazón que nadie desmentía. Ni siquiera los protagonistas. Tampoco lo corroboraban. Hoy, la confirmación del compromiso es la noticia bomba del corazón. Sin fecha fija, el enlace de la justa heredera de la reina de corazones del siglo XX, promete ser la boda del año, la celebración en la que se entrecrucen los cachorros de la nobleza de este país con las y los reyes de las redes sociales.

“Dejo la perfección mundana”

Famosa por carecer de filtro, Tamara Falcó ha anunciado su compromiso tirando, cómo no, de sus creencias y conocimientos religiosos. “Antes de conócete Iñigo Onieva me sentía completa y contenta, pero fue cruzarnos y que mi vida diera un giro a mejor, totalmente inesperado. ¡Que locura! pero como diría una sabia mujer: es una locura de Amor… y como también dice San Pablo, en su carta a los Corintios: al final, en la vida lo único que importa es el Amor. Atrás dejo la perfección mundana por una que para mí tiene mucho más valor: el Amor. Una unión que esperamos bendiga Dios con su luz y que, aunque no esté exenta de cruz, está construida sobre la confianza y el afecto que profesamos el uno por el otro”.

Confiesa la protagonista de La marquesa, el documental de Netflix, que Álvaro y ella son como el agua y el aceite, muy diferentes, pero tiene claro que es el amor de su vida. “La idea es que nos casemos, que formemos una familia, que seamos felices y comamos perdices", relataba Tamara ante las cámaras de Netflix.

La pareja se conoció en septiembre de 2020 en el cumpleaños de una amiga en común. Al principio a ella él le pareció un superficial. “Poco a poco fui conociendo ese lado que Iñigo no dejaba ver tan fácil y así nació un amor profundo”.

Poco le importa a la marquesa las habladurías de la gente, esas lenguas viperinas que cada dos por tres publican imágenes de su novio rodeado de mujeres y en actitud cariñosa. “Confío en él al 100%. Para mí la confianza es la base de cualquier relación". No le afecta para nada ver al empresario en las revistas del corazón roneando con su exnovia. "No me importa. No hay mal rollo, que no puedas hablar con nadie de otro sexo... no quiero esa relación".

Paradójicamente la primera persona que le ha dado un like a Tammy ha sido Rosa Clarà. ¿Sera esta firma la que se encargue del vestido de novia o correrá a cargo de Carolina Herrera? Recordemos que la joven aprovechó su paso por el atelier de Nueva York para subir al último piso, husmear entre los diseños de boda de la venezolana, incluso, se probó algún modelo incentivada por Carolina Herrera Jr., aunque no lo recogieron las cámaras. Lo cierto es que Tamara se sentía pletórica entre tanto vestido de princesa. Su madre no tanto. Si algo se trasluce a través de los seis capítulos del documental de Netflix es que Isabel Preysler no considera a su futuro yerno como la mejor elección para su heredera.

A los siete días del estreno de La marquesa, el nombre de Iñigo Onieva duplicó al de Tamara Falcó en las búsquedas de Google Trends. Él fue el verdadero ganador de la serie. Puede que sea por su trabajo como empresario en el mundo de la restauración, el caso es que Iñigo Onieva es el único que cree de verdad en el sueño de Tamara, abrir un restaurante efímero en El rincón, asunto sobre el que pivota la primera temporada de La marquesa. Tamara que tiene que recordar más de una vez, a su madre entre otros, que está acreditada con el Gran Diplôme del Cordon Bleu, que está preparada y que puede conseguirlo.

Si la primera temporada de La marquesa arrancó con la súper fiesta de 40º aniversario de Tamara, la segunda fácilmente podría arrancar con el compromiso y terminar con la boda entre las bodas. El tiempo dirá.