GENTE

Tamara Falcó rompe su silencio tras la infidelidad de Íñigo Onieva: "Aún estoy en estado de shock"

La hija de Isabel Preysler descarta rotundamente volver con su expareja

EUROPA PRESSTamara Falcó, este martes en el evento de Kronos Home

Desde que saliera a la luz el vídeo de Íñigo Onieva besando a otra mujer, muchas han sido las especulaciones sobre cómo lo podría estar pasando Tamara Falcó. Tras borrar su publicación que anunciaba su compromiso con el empresario, la marquesa de Griñón ha roto su silencio para desvelar cómo está llevando su dura ruptura.

Lo ha hecho en televisión, en el programa de Telecinco Sálvame Naranja, a través de una conexión telefónica tras llevar varios días en casa de Isabel Preysler, sin hacer declaraciones. Sin pelos en la lengua, Tamara Falcó ha confesado que está tremendamente agradecida a los medios de comunicación por difundir el vídeo y ayudarle a darse cuenta de la persona con la que estaba a punto de casarse. "Quiero pediros perdón, porque durante mucho tiempo no os he creído, y quiero agradeceros la labor de investigación que habéis hecho porque si no, no me habría enterado nunca", se ha sincerado.

La aristócrata también ha asegurado que "aún" está "un poquito en estado de shock", pero ha explicado que en cuanto vio el segundo vídeo "ahí cambió todo". Falcó ha descartado totalmente reconciliarse con el empresario, ya que le ha demostrado que tiene unos valores muy diferentes a los suyos y se toma esta señal como un aviso. Además, ha asegurado que la confianza es la base de una relación y, por lo tanto, algo que está tan roto no podrá repararse. Aun así, ha reconocido que no se arrepiente de la relación que ha mantenido con Íñigo Onieva durante los últimos meses. "No me arrepiento, haría todo exactamente igual", ha sentenciado.

También ha relatado que Íñigo Onieva negó la infidelidad en todo momento, hasta que fue ella misma quién confió en las pruebas que dieron los medios de comunicación. Si no se hubiera publicado el vídeo, el compromiso hubiera seguido adelante y se habría arrepentido en el futuro. "Yo he confiado hasta que la evidencia era aplastante, si hubiera sabido ni un poquito de todo esto, no habríamos llegado hasta este punto", ha relatado Tamara Falcó durante su intervención en el programa de Telecinco.

A pesar de todo ello, la hija de Isabel Preysler está contenta y agradece haberse dado cuenta a tiempo para no dar un paso tan importante como sellar su relación en el altar. "Al final estoy contenta porque confío en Dios. Si esto ha pasado, es por algo y esto solamente puede ir para bien", ha dicho aliviada.

Descarta volver con Íñigo Onieva

Poco más tarde, Tamara Falcó ha reaparecido públicamente como embajadora de Kronos Home en un evento muy esperado por los medios de comunicación. Acompañada por Susana Uribarri, ha llegado con una sonrisa en el rostro y dispuesta a responder las grandes incógnitas en torno a su relación con Íñigo Onieva.

La Marquesa de Griñón se ha mostrado cercana a la prensa, respondiendo todas sus preguntas con amabilidad y empatía. Ha despejado rotundamente la pregunta más formulada: ¿volvería con el que iba a ser su marido? La respuesta era simple y sin necesidad de pensarla ni un par de segundos: "Yo esto lo veo imposible, lo veo imposible", ha asegurado.

"La infidelidad y la mentira son las únicas cosas que no podría llegar a perdonar", ha reconocido, aunque confesaba que ella habría dejado pasar algún acercamiento a otra mujer, pero para nada hubiera permitido una infidelidad.

También ha confirmado que su círculo cercano tenía sospechas de la conducta de Íñigo Onieva, pero no tenían pruebas suficientes para acusarle de manera directa. Ahora, se siente totalmente aliviada y agradecida de haber roto su relación antes de haber dado un paso tan grande, planteándose qué hubiera pasado si la noticia la hubiera recibido cuando ya hubieran formado una familia. Recordaba que el empresario no solo le mintió a ella, sino que fue capaz de difundir un comunicado que negaba sus actos y pedía que se respetase su intimidad, algo que le ha dejado en evidencia tan solo unos días después de publicarlo.

Tamara Falcó ha develado también el momento en el que Íñigo Onieva trató de sincerarse tras publicarse toda la información del polémico vídeo: "El viernes por la noche empezó a decir 'bueno, puede que sea verdad'". Ese fue el momento en que ella le dio un ultimátum y desde entonces, se rompió su relación. "Ahí dije: 'que sepas que me da igual si han sido seis segundos o un nano segundo en el metaverso, como esto sea verdad, aquí se acaba todo'", ha subrayado.

Sin perder el ánimo, la aristócrata ha agradecido el apoyo a la prensa, a su familia y a sus amigos, que ha significado tanto para ella en los últimos días. Ha bromeado con que Isabel Preysler podría haber sido quién filtró el famoso vídeo. Y también ha aprovechado para limpiar el nombre de su madre y negar que esta se pusiera en contacto con Íñigo Onieva para prohibirle que se acercase a ella.

Exige a Íñigo Onieva que deje su piso

Tamara Falcó ha exigido a Íñigo Onieva que recoja sus cosas del piso que compartían en el centro de Madrid, según ha informado este martes por la mañana la periodista Beatriz Cortazar en 'El programa de Ana Rosa'. La vivienda está alquilada tan solo por la 'socialité' y Onieva pasaba cada vez más tiempo en esta.

La colaboradora también ha contado que en estos momentos Íñigo Onieva no se encuentra en el domicilio, sino que al igual que ha hecho su exnovia, se ha refugiado en la casa de su madre, Carolina Molas, en La Moraleja y allí está 'capeando' el temporal acompañado de su entorno más cercano.

Sin embargo, y como apuntan fuentes cercanas al empresario, Onieva no ha perdido la esperanza y cree que su hasta ahora prometida le perdonará porque cree en el arrepentimiento. "Está esperanzado en que las cosas se van a arreglar y está tranquilo porque conoce muy bien a Tamara", ha apuntado el colaborador Antonio Rossi.

En estos momentos, la marquesa de Griñón cuenta con el apoyo incondicional de su familia. Buena prueba de ello es que Ana Boyer ha regresado de urgencia a Madrid este domingo para estar al lado de su hermana, junto a su madre, y arroparla en este durísimo trance.

La socialité, que se encontraba con Fernando Verdasco en Sofía (Bulgaria) por un campeonato de tenis, no ha dudado en viajar a España con sus hijos para reencontrarse con Tamara, lo que revela la estrecha y especial relación que mantienen.