Gente

Tamara Falcó exige a Íñigo Onieva que abandone el piso que compartían en Madrid

Desolada, la marquesa de Griñón se refugia en la casa de su madre

Tamara Falcó e Íñigo Onieva en una imagen reciente

EUROPA PRESSTamara Falcó e Íñigo Onieva en una imagen reciente

Novedades en el culebrón en el que se ha convertido la ruptura de Tamara Falcó e Íñigo Onieva. La filtración de unas imágenes del empresario besando a otra chica horas después de anunciar su boda no solo han provocado que la hija de Isabel Preysler haya cancelado su compromiso matrimonial, sino que también ha dado carpetazo a su relación con el que hasta hace poco más de tres días definía como "el hombre de mi vida".

Desolada, la marquesa de Griñón se refugia en la casa de su madre y, tan claras tiene las cosas después de la deslealtad de Íñigo que, además de bloquear a su ya exnovio en redes sociales, le ha dado un ultimátum que dará mucho que hablar.

Tal y como ha revelado la periodista Beatriz Cortazar en 'El programa de Ana Rosa', la ruptura es un hecho y Tamara no piensa dar marcha atrás en su decisión, por lo que ha exigido al ingeniero que recoja sus cosas del piso que compartían en el centro de la capital - alquilado tan solo por la socialité y en el que Onieva pasaba cada vez más tiempo - porque cuando regrese a su casa dentro de unos días no quiere que esté ni él ni nada que le recuerde a su relación.

La colaboradora también ha contado que en estos momentos Íñigo no se encuentra en el domicilio, sino que al igual que ha hecho su exnovia, se ha refugiado en la casa de su madre, Carolina Molas, en La Moraleja y allí está 'capeando' el temporal acompañado de su entorno más cercano.

Sin embargo, y como apuntan fuentes cercanas al empresario, Onieva no ha perdido la esperanza y cree que su hasta ahora prometida - con fuertes convicciones cristianas - le perdonará porque cree en el arrepentimiento. "Está esperanzado en que las cosas se van a arreglar y está tranquilo porque conoce muy bien a Tamara" ha apuntado Antonio Rossi a su vez.

Algo que Cortázar ha negado, asegurando que la decisión está tomada y la marquesa de Griñón tiene claro que no va a volver con él. A pesar de que Tamara está muy mal y no quiere hablar porque "bastante hay ya y no quiero añadir más adjetivos ni más carnaza para que esto siga creciendo" - ha confesado a la periodista - sí ha tomado la decisión de que no dará una segunda oportunidad a Íñigo.

En estos momentos - en los que no deja de llorar como revela su entorno cercano - la marquesa de Griñón cuenta con el apoyo incondicional de su familia. Buena prueba de ello es que Ana Boyer ha regresado de urgencia a Madrid este domingo para estar al lado de su hermana, junto a su madre, y arroparla en este durísimo trance.

La socialité, que se encontraba con Fernando Verdasco en Sofía (Bulgaria) - donde el tenista está disputando un campeonato - no ha dudado en viajar a España con sus hijos para reencontrarse con Tamara, lo que revela la estrecha y especial relación que mantienen.

Nada más aterrizar en Madrid, Ana ponía rumbo a la casa de Isabel Preysler, a donde la veíamos llegar en coche, con rostro serio y sin pronunciarse sobre la ruptura del compromiso de Tamara e Íñigo ni sobre la deselaltad del empresario.

Marina Theiss niega ser la tercera en discordia

Hasta ahora todos pensábamos que la atractiva joven con la que se besaba Íñigo era la modelo brasileña Marina Theiss, pero ésta ha publicado un contundente comunicado en redes sociales en el que, además de desmentir su affaire con el ingeniero, anuncia medidas legales y manda un mensaje a los fans de Tamara que le han estado poniendo mensajes de odio desde que se filtró el vídeo de la 'traición'.

"Me gustaría aprovechar esta oportunidad para corregir lo que se ha estado rumoreando en los últimos días. Sí, estuve en Burning Man y conocí a Íñigo Onieva a través de un amigo en común" reconoce Marina, dejando claro que "nos tomamos fotos juntos, pero no paso nada más allá de eso. No había ningún interés romántico entre nosotros y nunca sucedió nada".

"No soy la mujer del vídeo que han estado circulando y publicando" asegura tajante.

Molesta, la modelo advierte que "estas acusaciones falsas" y "el mal uso de mi nombre e imagen" no son solo "hirientes", "sino que también tienen repercusiones legales".

"Insisto en que los medios de comunicación cesen de inmediato con estas falsedades y asociaciones inapropiadas con una situación que no me concierne", añade, dejando entrever que podría tomar medidas legales si se sigue asociando su nombre al de Onieva.

Por último, Marina aprovecha este comunicado para "desear a Íñigo y a su pareja lo mejor en su relación" y dejar un 'recado' a los que la han atacado pensando que era la mujer con la que el empresario fue desleal a Tamara: "A aquellos que me están enviando mensajes de odio por algo que no sucedió, espero que encuentren la verdad y la paz en sus corazones".