GENTE

Shakira levanta un muro en su casa para alejarse aún más de sus exsuegros

La cantante y los padres de Piqué son vecinos y ambas casas están conectadas por algunas zonas comunes como el jardín

Shakira levanta un muro en su casa para alejarse aún más de sus exsuegros

EUROPA PRESSUna hormigonera llegando a casa de Shakira este lunes.

Convertida en la gran protagonista del momento por la canción repleta de dardazos que les dedica a Gerard Piqué y a Clara Chía, Shakira ha dejado a un lado la discreción que ha marcado cada uno de sus pasos desde que anunció su separación del exfutbolista el pasado mes de junio, y ya no se corta nada.

Así, tras arremeter contra su ex y contra su actual novia en su 'BZRP Music Sessions #53' - que está superando todos los récords con 133 millones de visualizaciones en YouTube en tan solo 5 días - Shakira ha decidido dejar claro el mal rollo que tiene con los padres del blaugrana, Joan Piqué y Monsterrat Bernabeu; y no solo nombrando a su 'suegra' en su demoledora canción al ritmo de 'Me dejaste de vecina a la suegra, con la prensa en la puerta y la deuda en Hacienda', sino también pasando a la acción.

Y es que lejos de seguir disimulando que su relación con sus exsuegros es cordial, la colombiana ha revelado con su actitud que hay de todo menos buen rollo con los abuelos de sus hijos. En primer lugar, colocando una bruja a tamaño real en su balcón mirando a la casa de Joan Piqué y Montserrat Bernabeu; en teoría una 'declaración de guerra' a su adorada suegra por haberla fallado apoyando sin fisuras a Gerard en su nueva relación con Clara Chía.

En segundo lugar, 'amargándoles' el domingo celebrando una gran fiesta con amigos y algunos fans para festejar por todo lo alto el éxito de su último lanzamiento musical. Un 'sarao' en el que no dudó en poner su trilogía de la venganza contra Piqué - 'Te felicito', 'Monotonía' y 'Session 53' - a todo volumen hasta bien entrada la madrugada, asomándose incluso a su balcón para saludar a la prensa y a los curiosos que se agolparon a las puertas de la mansión que un día compartió con el exfutbolista.

Y por último, levantando un muro (literalmente) para poner más distancia con sus exsuegros. Una obra para separar ambas residencias - conectadas por algunas zonas comunes como el jardín - que ha decidido hacer ahora después de que su marcha a Miami se haya pospuesto sin fecha por la delicada salud de su padre.

Así, este lunes veíamos llegar una hormigonera a la casa de Shakira para levantar un muro bien alto que impida un 'encuentro' por casualidad con Joan Piqué y Montserrat Bernabeu, con los que nada queda de la complicidad de la que la cantante presumía hasta su separación de Gerard.