DOCUMENTAL

Selena Gomez desvela sus miserias: “Pensé que el mundo sería mejor si yo no estuviera”

La cantante y actriz estrena ‘Mi mente y yo’, el documental en el que desvela su lado más vulnerable, su batalla con el lupus, la ansiedad y su trastorno bipolar

EFEImagen de archivo de Selena Gomez en el Festival de Cine de Cannes

“Creo que necesité pasar por eso para ser quien soy. Estoy en paz, estoy enfadada, estoy triste, estoy segura, estoy llena de dudas. Soy un proyecto inacabado. Soy suficiente. Soy Selena”. Así finaliza Mi mente y yo, el documental que muestra el lado más vulnerable de Selena Gomez que ha sido grabado entre 2016 y 2020.

La célebre niña Disney podría surgir como el típico juguete roto que, como tantos, ha arruinado su vida por no saber gestionar la fama y el dinero, pero no. Selena Gomez decide abrir su mente y mostrar al mundo qué hay detrás del backstage, como es su día a día y su lucha contra los fantasmas de la depresión, la ansiedad, el lupus y el trastorno bipolar.

No pretende dar pena, ni que el espectador se apiade de su sufrimiento, todo lo contrario. Selena Gomez quiere ser, además de un ejemplo para los jóvenes norteamericanos, el estandarte que otorgue visibilidad a las enfermedades mentales. 

Durante una hora y media de metraje, sin pudor, la cantante texana desvela al mundo sus inseguridades y sus miserias. “Estoy muy cansada”, comenta Gomez a su amiga Raquelle, recostada en su regazo. “¿Quieres tomarte los medicamentos?”, le pregunta su amiga que no consigue respuesta.

Selena Gomez acaba de cumplir 30 años, recién estrenada la madurez lleva trabajando más de la mitad de su vida, concretamente desde los 10 años. El éxito de series como Barney & Friends o The suit e life of Zack and Cody la obligó a dejar el colegio con 14 años. La adolescente Selena finalizó sus estudios sola, on line, durante los ratos muertos de los descansos de los rodajes y las grabaciones.

A su corta edad, la salud le ha jugado muy malas pasadas. Los últimos años de Selena Gomez no han sido nada fáciles. La niña prodigio creció aferrada a la ansiedad y a la inestabilidad como si fuera normal. “La verdad es que nunca he creído dar la talla, incluso subida a un escenario frente al público, siempre encuentro a la persona que no le gusto y creo en ella. Quiero creer en mí”. A los 20 años le diagnosticaron lupus y, cuando se suponía que estaba en la cresta de la ola, surgieron los problemas mentales, esos que la llevaron a plantearse el suicidio. "Pensé que el mundo sería mejor si yo no estuviera", confiesa en el documental que se puede ver en Apple TV.

EFE/APPLE TV | Fotografía cedida por Apple TV+ donde aparece el cineasta Alek Keshishian mientras habla con la artista Selena Gómez durante el rodaje del documental

Desintoxicación y trastorno bipolar

Tras dar más de 55 conciertos, en 2016 canceló su gira Revival por los efectos secundarios del lupus y por problemas de ansiedad. Tras la supresión de la gira, Selena ingresó en una clínica de rehabilitación para tratar su enfermedad mental.

Es ahí justo, con los ensayos de Revival, cuando arranca el documental. Selena brota de la pantalla como un animalito inseguro, incluso, podría parecer la típica diva caprichosa, puesto que la secuencia de sus sollozos se alterna con imágenes en las que Selene es reverenciada por sus fans. “Es todo una mierda. Pinta fatal. No tengo ni idea de lo que estoy haciendo”, se lamenta en plena prueba de sonido.

La que fuera niña prodigio Disney desvela en el camerino los cuidados que debe tener con su tensión alta para evitar un ictus. Todo fruto del lupus, enfermedad que en 2017 la llevó a pasar por el quirófano para someterse a un trasplante de riñón, órgano que le donó su amiga Francia Raisa. La imagen de las dos amigas agarradas de la mano en el postoperatorio dio la vuelta al mundo.

Con el diagnóstico del trastorno bipolar aterrizó el perdón y, lo más importante, la superación. “No quiero ir al hospital, pero debo ir para no quedarme atrapada en mi mente. Quiero pedir perdón a mi madre por la forma en la que le he hablado muchas veces. No era yo”, confiesa antes de ingresar en el centro de salud tras un ataque psicótico. Durante su ingreso, Selena Gomez tuvo que desintoxicarse de algunos medicamentos y, cómo no, se vio obligada aceptar que tendría que vivir con su bipolar durante toda la vida. “Todo lo que quería o soñaba lo he cumplido, pero también me ha matado”, relata la intérprete de Who Says.

Como todas las enfermedades mentales, la superación de Selene pasa por recaídas, miedos, inseguridades, sufrimiento y lágrimas. Y ella no tiene reparos en mostrarlo. En medio de todo el proceso fue capaz de escribir Lose you to love me, el que hoy es uno de sus temas fetiches. Selena confiesa que esta canción le ayudó a superar una de las etapas más dolorosas de su vida, la ruptura con Justin Bieber. Es la canción con la que he aprendido a elegirme a mí y a la vida antes que a otros”, afirma justo antes de la promoción del single en Londres.

Allí, en pleno junket de prensa, lamentablemente regresan los fantasmas para atormentar el alma de la cantante. Soporta estoicamente el bombardeo de entrevistas, una detrás de otra, parece que a nadie le interesa su nuevo trabajo, les preocupa más saber cómo vivió la ruptura con Bieber y termina explotando. La espita la abre una periodista que se atreve a tocar el alma de la cantante. “No puedo hacer esto más, es la mayor gilipollez que he hecho en mi vida. No puedo seguir haciendo esto. Es estúpido. ¿Sabes lo mal que me siento? Me estaban haciendo buenas preguntas, pero no prestaba atención a lo que yo respondía. No quiero volver a hacerlo, me siento como un producto”, se lamenta entre llantos.

Para la cantante rodar este documental forma parte de lo que ella ha bautizado como su proceso de curación. Hoy lucha por convertirse en la voz de todos aquellos que, como ella, sufren algún tipo de enfermedad mental. Su mejor consejo para los enfermos es que sean capaces de enfrentarse al miedo y mirarle a la cara. “Con los problemas de salud mental, es esencial saber qué hacer y admitirlo. Yo no me avergüenzo. Tuve que volver a aprender cosas que había olvidado por completo”, revela al tiempo que añade, “descubrí que tener una relación con el trastorno bipolar es algo que estará ahí siempre. Estoy haciéndome su amiga”.

Durante estos años de tratamiento, Gomez ha hecho realidad uno de sus sueños, tal y como descubre el documental en sus créditos. “Selena Gomez creó en 2020 el fondo Rare Impact para recaudar 100 millones de dólares destinados a dar ayuda gratuita para la salud mental de los jóvenes. En mayo de 2022 la cantante y el fondo albergaron el primer foro juvenil sobre salud mental coordinados con la Casa Blanca. Selena se reunió con el presidente y hablo de la creación de un temario sobre salud mental en los colegios del país”.

EFE/APPLE TV | Fotograma cedido por Apple TV+ de una escena del documental