Gente

Gerard Piqué se reencuentra con sus hijos tras su acuerdo de separación con Shakira

Todo apunta a que la cantante abandonará de forma inminente Barcelona para instalarse con Milan y Sasha en Miami

Gerard Piqué recogiendo a Milan en la casa de Shakira

EUROPA PRESSGerard Piqué recogiendo a Milan en la casa de Shakira

Se cumple una semana desde que Shakira y Gerard Piqué llegaron a un acuerdo de separación por el que la cantante abandonará próximamente Barcelona para instalarse con sus hijos en Miami. A pesar de que todavía se desconoce la fecha de su marcha, todo apunta a que podría ser inminente y que Milan y Sasha comenzarían 2023 en Estados Unidos.

Tanto es así que este fin de semana los pequeños decían adiós a su equipo de béisbol tras disputar su último partido del año. Una despedida muy emotiva en la que estuvo presente la colombiana, que después de vibrar animando a sus hijos como una auténtica cheerleader, bajaba al cesped para fotografiarse con los compañeros de los niños, convirtiéndose en la gran protagonista del encuentro, el último de Milan en Barcelona.

Con el padre de Shakira, William Mebarak, ya en casa y muy recuperado de su último ingreso hospilatario, se especula con que la cantante de 'Monotonía' no querría alargar más su estancia en España y ya estaría ultimando los detalles de su deseada mudanza a Miami. Y, no sabemos si coincidencia o no, desde que alcanzó un acuerdo con Piqué tras seis meses de tensas negociaciones, la cara de la colombiana ha cambiado y su tristeza de semanas atrás se ha convertido en una sonrisa de satisfacción y felicidad imposible de disimular.

Mientras tanto, y disfrutando de sus primeros días de 'libertad' tras haber dejado el fútbol, se ha publicado que Gerard ha pasado unos días en el Pirineo con Clara Chía, su mejor apoyo ante el complicado trance que supone la marcha de sus hijos de Barcelona.

De nuevo en la ciudad condal, lo primero que ha hecho el exfutbolista ha sido reencontrarse con los pequeños, intentando aprovechar al máximo las que podrían ser sus últimas semanas con ellos. En primer lugar Piqué recogió a Milan en la casa de Shakira, un momento en el que le vimos timbrando al telefonillo para que el pequeño saliese. De ahí, y con una seriedad que refleja que no lo está pasando bien, el catalán se dirigía a una de las actividades extraescolares de Sasha, para luego poner rumbo con los niños a su casa, donde disfrutaron de su primera tarde juntos tras la firma del acuerdo por el que sus hijos se irán a vivir a Miami próximamente.