GENTE

El mito erótico de Julio Iglesias

Cada verano resurgen rumores sobre su delicada salud y cada verano sus hijos los desmienten categóricamente

Europa PressJulio Iglesias, durante una actuación musical en 2013

Que Julio Iglesias no vive su mejor momento es público y notorio. El bello, aquél que como Dorian Gray quiso hacer un pacto con el diablo, ha perdido la batalla. La vida es así, por más que te emperres en presumir de juventud, gallardía y virilidad, el óxido del tiempo termina poniéndote en su sitio. La vejez y los achaques siempre llegan. La otra opción siempre es peor. Julio Iglesias lleva años encerrado en sus jaulas de oro, a caballo entre Bahamas y Miami. Un retiro que, por desconfiado y huraño, da pie a un sinfín de especulaciones acerca de su vida y, sobre todo, de su estado de salud. El último rumor es que el cantante se mueve en silla de ruedas.

¿Qué le pasa a Julio Iglesias? Cada verano resurgen los mismos rumores y cada verano sus hijos los desmienten categóricamente. Esta vez el que ha propagado la supuesta noticia de la invalidez del cantante ha sido Jorge Rial. El presentador de Argenzuela, un programa de la cadena argentina C5N, se ha hecho eco de unas supuestas declaraciones de José Luis Rodríguez ‘El Puma’, íntimo amigo del primer marido de Isabel Preysler, que tras visitarlo en su mansión de Miami ha confesado que lo recibió inválido. Por lo visto, el autor de Pavo real quería convencer a Iglesias para que participe en un show de duetos que está preparando. “Le vi en casa en silla de ruedas y con unos problemillas de memoria”, recalcó Rial según la confesión de El Puma. Y se lio parda.

Las declaraciones cruzaron el charco, llegaron a la patria de Julio Iglesias que lleva años sin ver a su cantante más internacional. Su dolor es nuestro dolor, su vejez es nuestra vejez y su retiro es el alimento de nuestros rumores. Nada más publicarse el rumor, el mismo Puma ha negado la noticia. “Nunca hablaría mal de Julio, menos de su vida privada. Lo quiero, lo respeto y lo admiro mucho en lo musical y en lo personal. Es el más grande que ha salido de España y que conquistó el mundo", ha declarado a la periodista Pilar Vidal, de ABC desmintiendo las declaraciones de Jorge Rial.

Por parte de la familia ha sido su hijo Julio José el que se ha erigido como portavoz de la familia y ha desmentido la noticia. "Mi padre está de maravilla", confesó en la boda de su primo Álvaro Castillejo con Cristina Fernández.

Los ingresos hospitalarios, las cancelaciones de giras y su negativa a conceder entrevistas han dado pie y han aumentado las especulaciones sobre su salud. “Estoy del carajo”, confesó en una entrevista el pasado mes de enero, donde aprovechó para explicar las fotos en las que aparecía caminando con dificultad apoyado sobre dos mujeres. “Había tenido una rotura de la tibia y el peroné, había estado con la pierna para arriba dos meses y estaba flacucho, hecho una mierda. Pero se pasó, estoy bien ya, perfectamente bien”, confesó.

Atrapado por su vanidad

Puede que la vanidad del cantante no le permita mostrar su decadencia ante una legión de admiradores y admiradoras mundiales, puede que el divo que rehusaba fotografiarse del lado izquierdo no soporte ver la refracción que le devuelve el espejo. No en vano lo suyo fue siempre llevar la contraria. Iba para portero internacional y un accidente le dejó en la estacada. Le dijeron que no podía andar y corrió. Le dijeron que no podía cantar y se convirtió en la Marca España más internacional de Tardofranquismo y la Transición. No era guapo, pero se lo creyó y, tras su separación de Isabel Preysler, se creyó el terrícola más seductor y mujeriego. “He tenido más mujeres de las que me he merecido y menos de las que ustedes creen”, confesó el día que cumplió 77 años.

El mito erótico de Julio Iglesias nació gracias a la revista Maxim que publicó un ranking con los 10 hombres del mundo con más amantes y el español ocupó el cuarto lugar con 3000. ¿De dónde sacaron la información? Nadie lo sabe. El caso es que Julio alimentó su fama de tenorio con declaraciones tan patéticas como que no se presentaba en el escenario si no hacía antes el amor. "Era como un conejito, 'chaca, chaca, chaca'… y me iba a cantar. Pero era espantoso, porque después, mientras estaba en el escenario, quería terminar rápido sabiendo que tenía una mujer desnuda esperándome en la habitación".

En otra entrevista en Punta del Este (Uruguay) señaló que hacía el amor tres veces por día, aunque no especificó si lo hacía con la misma persona. Por no hablar de aquella vez que confesó que en 1970 dio 41 conciertos en 41 ciudades españolas distintas en 30 días. “Hice el amor todas las noches. 41 ciudades diferentes, 41 novias diferentes”. De aventuras como esas salió su noveno hijo ese que jamás quiso reconocer hasta que un juez le obligó. Cháveli, Julio José y Enrique, los tres mayores los tuvo con Isabel Preysler; Miguel Alejandro, Rodrigo, Victoria, Cristina y Guillermo son fruto de su relación con su actual esposa Miranda Rijnsburger, La falta de información siempre alimenta las especulaciones. La madre patria quiere ver a Julio y seguro que no le importa saber que el próximo 23 de septiembre cumplirá 79 años.

Sobre el autor de esta publicación