Ainhoa Armentia, tajante tras la publicación de las fotos con Urdangarin: "No tengo nada que decir"

La victoriana, de 43 años, prefiere mantener su condición de anónima y se muestra concisa a su llegada al despacho en el que trabaja: "No tengo nada que decir"

Ainhona Armentia

Europa PressAinhona Armentia

El culebrón surgido a raíz de las fotos de Iñaki Urdangarin publicadas por la revista Lecturas añade un capítulo más. Si ayer era el propio Iñaki el que se pronunciaba para confirmar la relación con esa misteriosa mujer con la que aparecía de la mano, hoy ha sido esa mujer quien ocupa las portadas. Ainhoa Armentia, que hasta hace solo 48 horas era una persona anónima, prefiere seguir manteniendo esa condición y asegura ante los medios que la esperaban a la entrada de su lugar de trabajo que no tiene "nada que decir" sobre su relación con el yerno de Don Juan Carlos I.

La victoriana, de 43 años y madre de dos hijos, se encuentra en proceso de separación y mantendría una relación con el exjugador de balonmano desde hace solo unos meses, según han confirmado fuentes de su entorno. Armentia, según se ha dado a conocer, es compañera de despacho del ex duque de Palma y posible 'responsable' de que el marido de la Infanta Cristina ponga fin a su matrimonio tras de casi 26 años.

Visiblemente más tranquila que ayer, Ainhoa ha llegado al despacho de abogados en el que trabaja junto al ex duque de Palma minutos antes de las 10 de la mañana en una furgoneta que la ha dejado en la misma puerta y, muy seria, ha aclarado que no va a pronunciarse sobre el escándalo en el que está inmersa.

Urdangarin llegaba poco antes de las 8 de la mañana, pero a diferencia de este jueves, en el que confirmó su relación, ha preferido guardar silencio y no hacer ninguna declaración al respecto.

Tras el revuelo mediático el ex duque de Palma hablaba abiertamente del tema afirmando que "son cosas que pasan", aunque evitando entrar en detalles: "Vamos a gestionarlo de la mejor manera posible". "Es una dificultad que gestionaremos con la máxima tranquilidad y punto, como siempre hemos hecho. Nada más tengo que decir. Muchas gracias. Buenos días", respondía a la prensa concentrada el pasado jueves a la entrada de su despacho en Vitoria y aunque no ha hablado en ningún momento de divorcio, sus declaraciones dejan entrever una posible ruptura matrimonial con Doña Cristina.

La posible ruptura abre un nuevo abanico de especulaciones sobre la posibilidad de que el divorcio entre la Infanta y Urdangarin suponga un acercamiento de Doña Cristina a la Familia Real, ya que, durante años, tanto su padre Juan Carlos I como su hermano Felipe VI le pidieron que pusiera fin a ese matrimonio. Zarzuela guarda silencio en torno al tema, asegurando a los medios que no se van a pronunciar sobre el asunto ya que no son miembros de la familia real.

Sobre el autor de esta publicación