Sondeos

Yolanda Díaz y Podemos perderían 25 escaños si fueran divididos a las generales y la derecha rozaría la mayoría absoluta

La reedición del Gobierno de coalición depende de que el espacio a la izquierda del PSOE logre consensuar una candidatura de unidad

Yolanda Díaz y Podemos perderían 25 escaños si fueran divididos a las generales y la derecha rozaría la mayoría absoluta

La vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz

Las posibilidades de reedición del actual Gobierno de coalición pasan por que la plataforma Sumar de Yolanda Díaz y Podemos lleguen a algún acuerdo para ir juntos a las próximas elecciones generales. Según el Barómetro de 40dB para La SER y El País, si el espacio a la izquierda del PSOE va dividida, el coste en las urnas será duro: 25 escaños menos con la derecha rozando la mayoría absoluta.

Ante las tensiones entre Yolanda Díaz y Podemos, acrecentadas por los insultos de Pablo Iglesias a la vicepresidenta ante la posibilidad de que los morados pierdan su pape hegemónico en el espacio confederal, el estudio analiza dos escenarios de cara a las próximas generales: uno con una candidatura unitaria de la izquierda y otro donde ambas fuerzas concurran por separado.

En el primero de los escenarios, si Yolanda Díaz y Podemos acuden unidos bajo el paraguas de Sumar, la izquierda conseguiría 153 escaños, los mismos que la actual coalición. Así, Sumar sería la tercera fuerza si construye una candidatura unitaria que incluya a Podemos, a Izquierda Unida y a Más País. Obtendría el 18,7% de los votos y 57 escaños, 23 diputados más de los que logran según el último estudio Más País y Unidas Podemos juntos.

Esta unión de la izquierda perjudicaría al PSOE, ya que obtendría 96 escaños en lugar de los 112 que prevé el barómetro de diciembre si la actual situación se mantiene inmutable. Sin embargo, sería la única forma de reeditar el Gobierno actual porque la izquierda conseguiría 153 escaños, los mismos que la actual coalición. Con el apoyo de sus socios actuales como ERC, Bildu, PNV, PRC y Teruel Existe, la coalición conseguiría la mayoría absoluta necesaria para gobernar, fijada en 175 escaños. El PP que sería el ganador de las elecciones con el 27,8% de los votos y 115 escaños tendría muy complicado alcanzar una mayoría suficiente para gobernar.

La mayoría de los votos que recibiría Sumar procederían de Unidas Podemos: el 44,7% de los votantes de Yolanda Díaz apoyó a UP en las últimas elecciones y el 6,4% a Más País. Pero Díaz también robaría votos al PSOE: un 25% de sus simpatizantes votaron a Pedro Sánchez en las elecciones de 2019.

Un escenario menos optimista se dibujaría si Podemos y Yolanda Díaz no son capaces de consensuar una candidatura unitaria. En este caso, Sumar, Podemos y Más País lograrían 32 escaños, dos menos que lo que le dan ahora las encuestas y 25 menos de lo que obtendrían si se presentan unidos bajo el paraguas de Sumar. Concretamente Sumar sería cuarta fuerza con 23 diputados, Podemos 7 y Más País 2.

El PSOE también resultaría perjudicado, obtendría 104 diputados, ocho menos que lo que prevé el último barómetro. En este escenario la izquierda quedaría muy lejos de poder gobernar al sumar 136 escaños, muy por debajo de los 153 que obtendría si Sumar y Podemos concurren juntos y de los 146 que conseguiría si el escenario actual no cambia.

El gran beneficiado sería la derecha, que se acercaría a la mayoría absoluta al hacerse con 171 diputados, 12 más de los que conseguiría si solo se presentara una candidatura a la izquierda del PSOE. Con la izquierda fragmentada, el PP lograría 124 escaños y Vox, 46.

En este escenario de división, Yolanda Díaz arrebataría al PSOE más del 12% de los votos. De hecho, la mayoría de los simpatizantes de Sumar (un 38,5%) votaron al PSOE en las pasadas elecciones. Unidas Podemos consigue retener a buena parte de su electorado (un 32,2%), aunque perdería a un 25,9%, que se irían al proyecto de Díaz.

El responsable de la división

El Barómetro de 40dB para La SER y El País pregunta también quién, en caso de que la izquierda no logre ponerse de acuerdo, sería el responsable. Un 19,2% señala a Iglesias como principal culpable de la división, el 12,8% culpa a Yolanda Díaz, un 9,1% a Irene Montero, un 5,1% a Íñigo Errejón y un 3,7% a Alberto Garzón. En cualquier caso, un 21,1% de los encuestados señalan a todos como responsables de la ruptura entre Yolanda Díaz y Podemos y el 26,8% de los votantes de Unidas Podemos atribuye esta división a Pablo Iglesias.

Según esta encuesta, un 79,6% de los que votaron a Iglesias en 2019 quieren que Podemos forme una candidatura con Sumar. El 60,5% del electorado, un 60,5%, cree que los morados tienen que presentarse a las elecciones con Sumar “pase lo que pase”. Solo un 23,2% considera que Podemos debería ir por separado si no logra imponer sus condiciones.

En cuanto a la forma que debería tomar el proyecto de Yolanda Díaz: la opción preferida es la de una coalición de partidos (22,6%), seguida por un nuevo partido (21,5%) y, en tercer lugar, una plataforma política independiente (15,4%). Sin embargo, son mayoría, un 40,5%,  los que no se decantan por ninguna de estas opciones.