Yolanda Díaz dice que avisó de la pandemia en febrero de 2020 y algunos la tacharon de "alarmista"

El PP reclama una comisión de investigación y acusa a Sánchez de "ocultar" el COVID-19 por interés partidista

8m díaz

8m díazLa vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, ha señalado que el 15 de febrero del año pasado convocó a su equipo del Ministerio de Trabajo para pensar medidas frente al coronavirus, dado que ya se veía que la pandemia "azotaba fuertemente a Italia" y que podía pasar también en España. Además, ha apuntado que a principios de marzo de aquel año ya tenían preparados posibles medidas de protección social, como es el caso del mecanismo de los ERTE.

En una entrevista a Radio Cable, la vicepresidenta ha explicado que el 4 de marzo su Ministerio presentó una guía de prevención ante el COVID-19 que en aquella época generó una "enorme polémica" en el Gobierno y algunos, en alusión a la CEOE, le tildaron de "alarmista".

"Me acuerdo bien que Pablo (Iglesias) era vicepresidente y lo llamé desolada por lo que estaba pasando. Yo el 15 de febrero como la pandemia azotaba fuertemente a Italia convoqué a mi equipo porque tenía la convicción de que España es Italia y necesitábamos desplegar un montón de medidas porque veíamos lo que iba a pasar. Tanto fue así que el 4 de marzo presenté una guía enormemente polémica en el Gobierno, y también fuera se me acusó de alarmista. Esto fue en la antesala del 8-M", ha explicado la titular de Trabajo.

Concretamente, se trató de un documento que aportaba una serie de consejos que podían adoptar las empresas para prevenir el contagio del COVID-19 en sus plantillas y la opción de optar por las fórmulas del teletrabajo para mantener la actividad. Una medida que entonces fue criticada por CEOE y Cepyme mientras que desde UGT se lamentó no haberla llevado al diálogo social.

Ya pensaban en mecanismos como los ERTE

También ha desvelado que entonces ya tenían preparado desde el Ministerio diversas medidas, entre ellas el mecanismos de protección social de los ETRE, que luego implicó diálogo en el seno del Gobierno a la hora de determinar su despliegue ante los efectos de la pandemia.

Seguidamente, ha rememorado como a lo largo del marzo de 2020 vio con "enorme preocupación" como se empezó a desplomar el empleo en otros países, como en el caso de Estado Unidos.

A su juicio, si no se hubiera desplegado este mecanismo habría pasado "lo mismo que en tiempos de Mariano Rajoy", cuando durante su gestión tras la crisis económica de 2008 se alcanzó una tasa de paro del 27% y un desempleo juvenil del 56%.

Por tanto, ha confrontado la salida rápida de la crisis del COVID-19 con medidas diferentes a los "recortes" que aplicó el PP durante su etapa en el Gobierno de manera "contumaz", demostrando que el actual Ejecutivo de coalición ha optado por fórmulas "más eficientes" en términos económicos y sin "dejar caer a la ciudadanía".

Finalmente, Díaz ha aseverado que su principal preocupación y la de otros homólogos internacionales es no salir de la crisis del coronavirus más desiguales y ha mostrado, además, "orgullo" por los altos índices de vacunación en España y el escaso porcentaje de "negacionistas".

PP, Vox y Cs piden investigar si Díaz ocultó información

Tras las declaraciones de Díaz,  PP, Vox y Ciudadanos han pedido este jueves que se investigue si Yolanda Díaz tuvo información previa sobre la llegada del COVID a España y lo ocultó cometiendo una “gravísima irresponsabilidad”.

Según fuentes de la dirección nacional del PP, estas declaraciones son de "enorme gravedad" porque evidencian que al Ejecutivo liderado por Pedro Sánchez "ocultó" el COVID-19 por interés partidista. Numerosos cargos del partido han aprovechado las redes sociales para arremeter contra la ministra de Trabajo.

El primero en hacerlo ha sido el propio Casado, que ha afirmado que PSOE y Unidas Podemos "ocultaron la pandemia por intereses partidistas". Es más, ha dicho que "la gestionaron negligentemente y bloquearon las querellas en la Fiscalía". Por eso, ha avanzado --a través de su cuenta de Twitter-- que el Grupo Popular volverá a pedir "una comisión de investigación para que se haga justicia a los más de 120.000 fallecidos que ni siquiera reconocen".

En declaraciones en los pasillos del Congreso, la portavoz del Grupo Popular, Cuca Gamarra, ha señalado que las palabras de Díaz son de "extrema gravedad" al "reconocer que desde mitad del mes de febrero ella conocía y sabía que el virus estaba en España", pero el Gobierno no actuó entonces de manera "rápida y diligente".

"Por tanto, reconoce que sabía ella y sabía el Gobierno la gravedad que significaba esta situación", ha enfatizado, para preguntar a la ministra por qué "pusieron en riesgo" a los españoles y no tomaron medidas hasta pasadas las manifestaciones del 8-M si "lo sabían". "No solo no tomaba medidas sino que frenaba las que se intentaba poner en marcha", ha señalado. Por eso, ha anunciado que el PP va a solicitar de manera urgente la comparecencia en el Congreso de Yolanda Díaz pero también del ministro de Presidencia, Félix Bolaños, para que informen de por qué no se tomaron medidas y qué información tenían en ese momento.

Además, ha confirmado que solicitarán la reactivación de la comisión de investigación del COVID-19 que "paralizaron los partidos del Gobierno y aquellos que le apoyan". "Los españoles tenemos derecho a saber la verdad de lo que ocurrió en aquellos momentos. Hoy sabemos que tenían información y que sabían el riesgo que eso significaba para la sociedad española", ha abundado.

En parecidos términos se ha expresado la vicesecretaria de Política Social del PP, Ana Pastor, quién ha recalcado que las palabras de la ministra Díaz son "de tal gravedad que el Gobierno tiene que dar explicaciones en el Congreso de forma urgente". "Nos ha ido la vida en ello", ha exclamado en Twitter.

El portavoz del PP en el Senado, Javier Maroto, ha interpelado a la ministra de Trabajo por qué no lo hizo público si conocía lo que estaba pasando. "¿Se ríe de nosotros ahora? ¿O entonces? ¿O siempre?", se ha preguntado.

El responsable de Comunicación del PP, Pablo Montesinos, ha tildado de "gravísimas" las palabras de Díaz y ha afirmado que los españoles "no se merecen este Gobierno". Por su parte, el vicesecretario de Política Territorial, Antonio González-Terol, ha echado en cara a la ministra Díaz que lo diga ahora. "¿Tras miles y miles de españoles muertos? ¿Y sigue siendo ministra de este Gobierno de la mentira?", se ha preguntado.

Según la portavoz del PP en Bruselas, Dolors Montserrat, "ahora ya hasta lo reconocen". "Lo sabían y no hicieron nada. Pusieron en riesgo miles de vidas y todo por intereses partidistas", ha dicho, para añadir que el Gobierno tendrá que "asumir responsabilidades".

 

Por su parte, Vox está estudiando la posibilidad de “dilucidar esto en sede judicial” dado que se trata de “hechos gravísimos y ocultarlo hasta hoy es aún mas grave”, ha asegurado el diputado José María Figaredo. Para Figaredo, resulta incomprensible que esta información se conozca ahora y que la entonces ministra de Trabajo no avisara al resto del Gobierno para que “paralizara su agenda ideológica”, que le llevó a apoyar masivamente la manifestación del 8 de marzo del 2020.

También el portavoz de Ciudadanos, Edmundo Bal, ha considerado “absolutamente indignante” y de “una corresponsabilidad enorme” que, si en verdad Díaz sabía que la pandemia iba a llegar a España no avisara al Consejo de Ministros para que tomara medidas, por lo que su grupo ha pedido que comparezca en la Comisión de Sanidad a explicarlo.

Para Bal, resulta “muy curioso” que Díaz revele esta información “justo cuando está en campaña promocional” e intentando distanciarse de Podemos y “dejar mal” a Sánchez. “El oportunismo político por una campaña de promoción personal en estos temas tan importantes me parece incalificable”, ha subrayado.

Sobre el autor de esta publicación