Ximo Puig intenta no atar su suerte a la de Oltra y busca una salida pactada

La vicepresidenta el jueves se negaba a dimitir y el president de la Generalitat cree que su imputación lastra su gestión y lo que resta de la legislatura. Oltra dará una rueda de prensa tras la reunión del Gobierno valenciano este viernes. Podría esperarse a su declaración el 6 de julio para tomar la decisión política

oltra y puig

EFEoltra y puig

oltra y puigLa imputación de la vicepresidenta de la Generalitat valenciana y líder de Compromís, Mónica Oltra, por el presunto encubrimiento de abusos a una menor tutelada por parte de su exmarido, ha colocado a la Generalitat Valenciana y, en concreto, al president socialista Ximo Puig en una situación más que complicada que puede poner en riesgo tanto la estabilidad del Gobierno como la legislatura.

La defensa cerrada de Compromís hacia Oltra y las intenciones de la vicepresidenta, de momento, de no presentar su dimisión, fijan todas las miradas en qué hará Puig y si va a mantener a una vicepresidenta imputada en su Gobierno.

La primera reacción del president de la Generalitat es que sí. Así, en sus primeras declaraciones tras conocer la imputación de Oltra fue salirse por la tangente y asegurar que no está en peligro la estabilidad del Gobierno de coalición, y tras mostrar su respeto a los procedimientos judiciales, añadió que primero quería conocer en profundidad el asunto.

Sin embargo, en fuentes consultadas tanto del PSOE como de la Generalitat valenciana se tiene claro que Ximo Puig no puede atar su suerte y la de su Gobierno al futuro de Oltra, por lo que se está intentando buscar una salida pactada.

Dichas fuentes aseguran que esta imputación de Oltra lastra toda la gestión hecha por el Gobierno de coalición en esta etapa, de la que habitualmente presumen ambos partidos; y puede condicionar el año que resta de legislatura. Eso se quiere evitar y cuanto antes.

Oltra dará este viernes explicaciones

Sin embargo, no se conocerá el posicionamiento político de Oltra hasta este viernes y tras la reunión del Gobierno valenciano. Fuentes consultadas aseguraron que a las 12.00 horas comparecerá ante los medios de comunicación.

Todo apunta a que no presentará la dimisión, lo que dejaría en manos de Puig su cese como vicepresidenta que tampoco parece probable que se produzca de forma inmediata.

El tribunal valenciano ha citado a declarar a la vicepresidenta valenciana el próximo 6 de julio y es previsible que cualquier decisión política se posponga hasta esa vista. De hecho, el propio Ximo Puig lo confirmó en la tarde de este jueves. “Vamos a seguir los tiempos de la Justicia y vamos a abordar en el terreno político lo que corresponda con tranquilidad”, afirmó.

Sin embargo, estas responsabilidades políticas, en principio, no sólo chocan con la negativa de Oltra a dimitir, sino con su propio partido. Así, la coportavoz de Compromís, Àgueda Micó, reafirmó nada más conocerse la decisión judicial el apoyo de la coalición a Oltra y ha insistido en el carácter ideológico de la investigación.

 “No vamos a permitir que una querella de la extrema derecha nos impida trabajar para mejorar la vida de la gente”, afirmó Compromís en un comunicado en nombre de toda la formación.

No obstante, en Compromís también hay división interna y hay sectores que llevan ya tiempo manteniendo diferencias con Oltra y que ahora consideran que no puede continuar como vicepresidenta, por el coste que representa para una formación política que siempre ha sido clara y contundente contra contra la corrupción y por la transparencia.

Sobre el autor de esta publicación