Encuestas

Las polémicas de la ley del 'solo sí es sí' o la reforma de la sedición, gasolina para Vox, según un sondeo

Los de Abascal mejoran sus resultados a costa de la polarización política y del PP, que pierde fuelle, y se convierten en aliados imprescindibles para que Feijóo alcance la Moncloa, al sumar ambas formaciones 176 diputados

El presidente de VOX, Santiago Abascal

EFEEl presidente de VOX, Santiago Abascal

La polarización política es gasolina para Vox. En unas semanas marcadas por la polémica de la reforma de los delitos de sedición y malversación, los efectos adversos de la ley del 'solo sí es sí' o las negociaciones de los Presupuestos Generales del Estado el partido de Santiago Abascal mejora sus perspectivas electorales. Según la encuesta de IMOP para El Confidencial, el partido de ultraderecha, aunque seguiría siendo el tercer partido más votado, mejoraría sus resultados del 2019, pasando de 52 escaños a 55, lo que lo consagra como un aliado imprescindible para Alberto Núñez Feijóo si quiere alcanzar la Moncloa.

Esta mejora de los resultados de Vox son a costa del PP, que pierde fuelle frente a la extrema derecha. Según el sondeo de El Confidencial, los populares pasarían de los 89 diputados actuales a 121, es decir 32 más. Un buen resultado, aunque menor del que le otorgan otras encuestas e insuficiente para hacerse con el Gobierno en solitario. De hecho la suma de PP y Vox da 176 diputados, mayoría absoluta.

Por su parte, el PSOE mantiene la tendencia de las últimas semanas de perder escaños, aunque esta caída se ralentiza. Así, los socialistas pasarían de 120 escaños a 102, perdiendo a 18 diputados. Los morados perderían 5 escaños, pasando de 35 a 30.

Su socio del Gobierno, Unidas Podemos, sigue la senda socialista y también seguiría perdiendo diputados, aunque también se ralentiza su caída de escaños respecto a sondeos anteriores.

Otras fuerzas de la izquierda como Más País se quedaría exactamente igual con dos escaños. El PNV se haría con siete diputados, uno más que ahora. Y Ciudadanos desaparecería del hemiciclo.

El apoyo a los partidos catalanes se mantiene invariable. Esquerra Republicana de Catalunya y la CUP mantendrían sus resultados actuales, 13 y 2 diputados, respectivamente, mientras que Junts per Catalunya perdía un escaño quedándose en 7 diputados.

La disputa entre los bloques tampoco varía en esta encuesta y las diferencias entre izquierda y derecha se mantienen. La suma de PP, Vox y Ciudadanos llegaría al 47,7%, mientras que la de PSOE, Unidas Podemos y Más País se sitúa en el 39,3%