GUERRA INTERNA EN CIUDADANOS

Villacís llama al consenso a Arrimadas y Bal: "Esto no va de egos ni de hiperliderazgos"

Defiende que ambos deberían integrar la misma lista para dirigir a Cs porque tiene que ser una candidatura "de consenso, no excluyente"

Villacís llama al consenso a Arrimadas y Bal: "Esto no va de egos ni de hiperliderazgos"

EFEBegoña Villacís, pronuncia unas palabras durante el acto institucional organizado por el Ayuntamiento de Madrid con motivo del Día de la Constitución

La vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís, ha defendido este martes que Inés Arrimadas y Edmundo Bal deben integrar una lista "de consenso, no excluyente" para dirigir la refundación de Ciudadanos, proceso que, en todo caso, "no puede ser una enmienda a la totalidad ni una suplantación ideológica".

En declaraciones a RNE, la vicealcaldesa y coordinadora del equipo de refundación de Cs ha asegurado tener "muy claro" que tanto Arrimadas como Bal, ambas personas "de mucha valía" y que representan "muy bien" al partido, deberían integrar la misma lista para dirigir al partido, porque tiene que ser una candidatura "de consenso, no excluyente".

Villacís ha reiterado que está totalmente "descartado" que ella vaya a postularse para dirigir el partido, porque "esto no va de egos", y ha insistido en que está "totalmente sumida" en su labor como vicealcaldesa de la capital, una tarea que "si se quiere hacer bien es muy exigente".

"Mi espacio está en Madrid, lo tengo muy claro; las encuestas nos favorecen, todas nos dicen que vamos a entrar (en el Ayuntamiento) y que somos decisivos. Eso significa que en España la política no la dictan los extremos", ha apuntado.

Pero por lo que respecta al futuro de Ciudadanos, Villacís ha recalcado que la labor de los últimos años de la formación le hace sentir "orgullosa", sin casos de corrupción, sin participar en "repartos de jueces" y siendo "leales" a los pactos.

"Es verdad hemos cometido errores, pero también hemos tenido muchos aciertos", ha asegurado, y por eso el cambio que necesita Cs para impulsarse "no puede ser una enmienda a la totalidad ni una suplantación ideológica". "Yo me siento muy cómoda en el espacio que defendemos".

De hecho, ha puesto en valor la importancia de Cs como partido liberal de centro en las políticas de los últimos años, ya que "el mejor PP que hemos visto en los últimos años fue el de Mariano Rajoy pactando con Albert Rivera, y el mejor PSOE que hemos visto fue el del 'pacto del abrazo' de Pedro Sánchez con Rivera".

"Cuando los grandes partidos compiten con el centro, se convierten en mejores partidos; cuando tienen que servir a los extremos, que es lo que sucedería si no nos fortalecemos nosotros, se convierten en peores partidos y nos convierten en peor país", ha recalcado.

No obstante, ha insistido en que el fortalecimiento de Cs no pasa por "egos" ni "hiperliderazgos", sino por un proyecto "de consenso, de unión, de unidad", un proyecto que sea "autónomo, más allá de las personas", de manera que sus líderes se puedan suceder "con normalidad", y ha celebrado que el debate interno del partido sea "público" y no esté oculto.

"Lo que defendemos para España es lo que tenemos que hacer como partido: abanderar el consenso. Somos el único partido que ha velado por pactar con unos y otros", ha zanjado.