Vasos con tapa, la medida de las discotecas de Cataluña para evitar agresiones sexuales por sumisión química

La tapa cubre el vaso con un papel de aluminio desechable, permite cubrir la bebida y dispone de un código QR con línea directa con la policía

Imagen de archivo de una discoteca

EFEImagen de archivo de una discoteca

Una veintena de discotecas de Cataluña repartirán o venderán tapas para los vasos para evitar que alguien pueda introducir sustancias químicas en las bebidas con la intención de cometer una agresión o violación sexual.

Así lo ha informado la Federación Catalana de Asociaciones de Actividades de Restauración y Musicales (FECASARM) en su Twitter este jueves, con la previsión de que la medida se implante en junio.

Los propietarios de las discotecas contarán con un tapa que cubre el vaso con un papel de aluminio desechable que permite cubrir la bebida y que dispone de un código QR con línea directa con la policía.

Esta medida forma parte de un protocolo internacional para prevenir agresiones sexuales, denominado 'Ask for Angela' (Pregunta por Ángela), que consiste en preguntar a un camarero por Ángela para expresar que la mujer está en situación de peligro.

El secretario general de FECASARM, Joaquim Boadas, ha afirmado que las discotecas que lo soliciten tendrán estas tapas de vaso y que el objetivo es incrementar la seguridad en los recintos y evitar eventuales episodios de agresiones por sumisión química.

Boadas ha remarcado que los trabajadores de las discotecas están formados para prevenir y evitar delitos contra las personas y contra su libertad sexual.

Algunas de las discotecas que forman parte de esta iniciativa ya disponían de los distintivos y están renovando, mientras que otras se adherirán por primera vez. La previsión es que los locales puedan disponer de estas herramientas en un plazo de mes o mes y medio.

Sobre el autor de esta publicación