INCENDIOS FORESTALES

Once heridos al saltar de un tren cuando trataban de huir de las llamas del incendio de Bejís

Algunos viajeros han entrado en pánico, han roto ventanillas y se han bajado del tren. Tres personas están en estado grave por quemaduras

GVA 112Incendio forestal en Bejís (Castellón)

Varios viajeros de un tren de Renfe que cubría en la tarde de este martes el trayecto entre Valencia y Zaragoza han resultado heridos -tres de ellos de carácter grave por quemaduras y entre 8 y 10 leves- al salir de los vagones cuando el convoy ha detenido su marcha entre Masadas Blancas y Barracas para regresar a Caudiel ante la proximidad del incendio de Bejís.

Según ha informado À Punt Notícies, al parecer al llegar a una zona próxima al incendio, los viajeros han entrado en pánico y algunos han roto ventanillas y se han bajado del tren. 

Según han informado a Europa Press fuentes de Renfe, cuando el tren ha detenido la marcha por la proximidad del fuego y con la intención de regresar a Caudiel, entre el momento de la parada y el retroceso, algunos viajeros, asustados, han decidido dejar el convoy y han salido de sus vagones, a los que han vuelto a entrar al ver la proximidad del fuego. Las mismas fuentes aseguran que algunos han roto las ventanas para salir.

La maquinista pidió a los viajeros que no bajaran del tren y se cambió con rapidez a la cabina trasera para hacer el retroceso a Caudiel, lo que ha evitado que se registraran más daños personales, ya que los pasajeros que permanecieron en el interior no han resultado heridos, han detallado las mismas fuentes.

Algunos viajeros han sufrido quemaduras y están siendo atendidos por los medios sanitarios desplazados a la estación de Caudiel. Según han informado a Europa Press fuentes de la Conselleria de Sanidad, al lugar se han desplazado dos SAMU, tres SVB, un helicóptero medicalizado, un camión de Emergencias con Múltiples Víctimas y tres TNA.

Tres personas han resultado heridas de carácter grave por quemaduras. Una de ellas ha sido trasladada en helicóptero al Hospital La Fe de València, otra en SAMU a este mismo centro y otra en SAMU al Hospital Clínico. Otra persona con quemaduras menos graves ha sido trasladada en SVB a Sagunt.

Además, entre 8 y 10 heridos leves han sido trasladados en TNA al hospital de campaña que se ha habilitado en Jérica, según la información difundida por la Conselleria de Sanidad.

El incidente ha afectado a un Media Distancia que cubría el trayecto entre València Nord/Zaragoza Miraflores, con salida a las 16.22 desde la capital del Túria. La circulación ha quedado suspendida la línea y se ha previsto el transporte por carretera para los viajeros.

Según explica Renfe en sus redes sociales, el Media Distancia 18506 ha retrocedido a la estación de Caudiel, donde ha quedado estacionado a la espera de medios alternativos. La compañía está colaborando con los servicios de Protección Civil para atender a los

Adif informaba a media tarde de la interrupción de la circulación entre Masadas Blancas y Barracas --en la línea Teruel-Sagunt-- por un incendio próximo a la vía.

 "No podemos hacer nada más"

La dirección del incendio forestal de Bejís ha planteado un cambio "absoluto" en la estrategia para combatir el fuego, que continúa avanzando sin control, ante las complicaciones provocadas por el viento. Las próximas horas serán "muy complicadas", se pueden producir más desalojos, aunque por el momento "no se plantean".

"No podemos hacer nada más, lo único es intentar concentrarnos en proteger a las personas", ha expresado a los medios el 'president' de la Generalitat, Ximo Puig, que ha visitado esta tarde el puesto de mando avanzado que se ha trasladado al municipio de Viver.

El incendio declarado a media tarde de este lunes ha obligado también a evacuar de forma preventiva los municipios de Teresa, Torás y el propio Bejís. En total, más de 1.000 personas han sido desalojadas y dos bomberos han resultado heridos durante los trabajos de extinción.

Precisamente, ante el avance de las llamas y tras evaluar la situación, el equipo de dirección del incendio ha planteado un cambio "absoluto" en la estrategia para afrontar "el horizonte más próximo", basada en una "jerarquización de actuaciones: primero, las personas y los bomberos". "No podemos tener más desgracias en este momento", ha afirmado el jefe del Consell, que ha insistido: "Proteger a las personas es la máxima prioridad".

Puig, que ha calificado la situación de "extraordinaria, complicada y muy difícil", se ha mostrado "muy preocupado" por la evolución del fuego y ha argumentado que la premisa fundamental en este momento es "preservar las personas", que son el "elemento fundamental".

Ha sido en las últimas horas cuando la situación ha empeorado. De hecho, ha asegurado Puig, esta mañana "estaba definida y la estrategia estaba funcionando", pero se ha producido un "cambio disruptivo" a causa del viento, que ha obligado a desalojar los municipios de Teresa, Torás y el propio Bejís. Pese a ello, no se plantean más desalojos, ha indicado el jefe del Consell.

Así, el fuego "parecía" que evolucionaba "siguiendo la estrategia" pero el cambio de viento ha acelerado la velocidad del fuego, según ha explicado el 'president' de la Generalitat, que ha indicado que de cara a esta noche la previsión es que amaine el viento aunque la situación seguirá siendo "compleja". "Esta mañana pensábamos que iba a cambiar el viento y ha sido todo lo contrario", ha expuesto.