LOS PGE DE 2023

UP acusa al PSOE de "deslealtad" por ocultarles el gasto en Defensa, aunque no romperá el Gobierno

La partida al gasto militar se dispara un 25,8% para 2023 pese al malestar en las filas de la formación morada

EFEIone Belarra y Pablo Echenique, durante el pleno celebrado el pasado miércoles en el Congreso de los Diputados

No han pasado ni 24 horas desde que se anunciara un acuerdo sobre los Presupuestos Generales del Estado de 2023 y las desavenencias entre el PSOE y Unidas Podemos (UP) han vuelto a sumar un nuevo capítulo. El portavoz de UP en el Congreso, Pablo Echenique, ha acusado al PSOE de "deslealtad" al asegurar que "han ocultado el aumento unilateral en el gasto en Defensa" en los PGE.

Eso sí, Echenique ha recalcado que su formación "no va a romper el Gobierno" por la actitud de su socio, dado que sería "muy irresponsable" cuando los líderes de PP y Vox, Alberto Núñez Feijóo y Santiago Abascal, están "afilando los cuchillos" contra el Ejecutivo progresista.

"Pero quiero decir claramente que nos han ocultado el aumento unilateral en el gasto en defensa y que es una vergüenza", ha lanzado en un comentario en redes sociales.

El gasto en Defensa subirá un 25,8%

Todo ello después de conocer que el gasto en Defensa para 2023 subirá un 25,8 por ciento, es decir, pasará de 9.791 millones de euros a 12.317 millones, según el cuadro que ha facilitado el Ministerio de Hacienda tras el Consejo de Ministros en el que se ha aprobado proyecto de ley de Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2023, que se enviará al Parlamento para su tramitación.

Previamente, la líder de la formación morada y la ministra de Derechos Sociales, Ione Belarra, ha remarcado que durante la negociación presupuestaria su espacio se ha opuesto "frontalmente" a la subida del presupuesto armamentístico porque España tiene "más necesidad" de médicos, profesores y transporte público que "de armas o tanques".

Y también ha defendido en un vídeo que hay que decir la "verdad" y que son conscientes de que esa subida por la que apuesta su socio "pone más difícil revalidar la mayoría progresista y plurinacional que propicia los principales avances del país". Por tanto, ha insistido en que esto pone de relieve que Unidas Podemos debe ser la fuerza principal en el próximo ciclo electoral y que trabajarán durante este año "sin descanso" para hacerlo posible.

Este mismo martes por la mañana el propio Echenique ya apuntó que iban a estar alerta y vigilantes ante posibles decisiones de aumento de gasto en Defensa que pudiera tomar el PSOE de forma unilateral, dado que ya había ocurrido otras veces.

Y es que en Unidas Podemos se han mostrado durante los últimos meses contrarios a elevar el gasto armamentístico mientras el ala socialista defendía alcanzar una inversión en Defensa del 2% sobre el PIB de cara a 2029, acorde con el compromiso adquirido ante la OTAN.

De hecho, desde el espacio confederal ya recalcaron que en el acuerdo con su socio se dejó fuera del techo de gasto el apartado de defensa y que esto quedó patente hace un par de meses. Además, otras fuentes recalcan no ha sido un asunto que haya salido a colación en la mesa de negociación presupuestaria.

Sin embargo, otros sectores de la confluencia difieren al señalar que eso dejaba la vía abierta a que el PSOE tratara de plasmar sus pretensiones en aumentar el gasto por vía de créditos extraordinarios (mediante la figura de los denominados planes especiales en defensa que tienen carácter plurianual) en lugar de en el borrador de las futuras cuentas públicas. En esta óptica encuadran que el presupuesto de Defensa suba pero en menor proporción que los departamentos relacionados con el apartado social

Así, lo que se antojaba como una vía para conciliar ambas posturas ha terminado airando al dirigente de la formación morada y, aunque otras voces del espacio confederal matizan ese malestar y aunque no están conformes con la postura adoptada por el PSOE, matizan que la inversión puede no entrañar un componente netamente armamentístico.

Hacienda señala que es inversión en innovación

Frente a ello, la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, el presupuesto del Ministerio de Defensa para 2023 subirá un 6,5 por ciento en relación con el del año en curso, pero será del 8,4 por ciento si se incluyen los fondos europeos.

Montero ha querido dejar fuera del cómputo del Ministerio los "programas especiales de modernización" de las Fuerzas Armadas alegando que estos programas "no computan en el límite del gasto no financiero". Aunque ha asegurado que este hecho no significa que los fondos no estén en Defensa.

Es más, el ala socialista detalla que estos programas especiales que modernizan las Fuerzas Armadas y que se computan en distintas anualidades, asciende para 2023 a 4.900 millones, frente a los 3.011 millones del ejercicio en curso. La mayor parte de esta cifra se corresponde a contratos para la industria nacional con los que se esperan crear 22.667 empleos de forma directa o indirecta.

Montero ha precisado que se está refiriendo a la carga de trabajo de Navantia, Airbus, a compañías que desarrollan el trabajo dentro de España como Indra y otras que tienen claros convenios con el Ministerio de Defensa y que se benefician de creación de tecnologías híbridas, que tienen valor añadido para otro tipo de conocimiento y de materias que se desarrollan en otros ámbitos del sector productivo.

Y es que la ministra ha apostado en rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros por superar esa "visión" que a veces se tiene "excesivamente militarista sobre los gastos en Defensa" en referencia a Podemos, aunque sin citar expresamente a este partido.

Compromiso con la OTAN

Por su parte, la ministra de Defensa, Margarita Robles, ha reiterado que se cumplirá el compromiso adquirido con la OTAN para situar el gasto en Defensa en el 2 % del PIB en 2029: "España ese un país serio y este se un Gobierno serio, un Gobierno que cumple", ha manifestado en el pleno del Senado.

Robles ha respondido tajante al senador del PP Luis Rogelio Rodríguez-Comendador, quien ha subrayado que cumplir ese compromiso es fundamental para la credibilidad del país y ha instado a la ministra a "mirar de reojo" a sus socios de gobierno, a los que no les gusta ni el Ministerio de Defensa ni la permanencia de España a la OTAN, ha dicho.

La titular del ministerio ha evitado hacer referencia a Unidas Podemos el día en el que el Consejo de Ministros ha aprobado un proyecto de presupuestos que aumenta más de un 25 % el gasto en Defensa y ha cargado contra el PP al recordar que el compromiso con la OTAN se remonta a la Cumbre de Gales, celebrada en 2014.

Cuando llegaron al Gobierno, ha recalcado, el presupuesto estaba en le 0,9 % del PIB y las fuerzas armadas se encontraban en "condiciones lamentables" desde el punto de vista logístico. "Lecciones las justas", la ha espetado al senador popular.