Entrevista al candidato de la moción de Vox

Tamames: “Aunque el Gobierno de Sánchez es legítimo, sus consecuencias son negativas para España”

El histórico militante comunista asegura que Vox no le ha impuesto "ningún veto" y tiene "absoluta libertad" en su discurso, una "oportunidad" para explicar a los españoles su "idea de España" a la que ha dedicado la mayor parte de su vida

Tamames: “Aunque el Gobierno de Sánchez es legítimo, sus consecuencias son negativas para España”

EUROPA PRESSRamón Tamames y Santiago Abascal en la sede de Vox presentando la moción de censura

Tras dos meses y medio esperando la moción de censura que Santiago Abascal anunció el pasado 9 de diciembre, Vox puso fin al suspense este miércoles al confirmar que la registrará el próximo lunes con Ramón Tamames como candidato. Una "oportunidad", según ha confesado el veterano economista a Republica, para "poder explicar a los españoles" su "idea de España" y mostrar que el Gobierno de Pedro Sánchez, aunque es "legítimo, sus consecuencias son muy negativas".

Infatigable a sus 89 años, el histórico militante comunista y luchador antifranquista ha recibido este jueves a Republica, dentro de su apretada agenda y la vorágine de entrevistas en la que lleva inmerso desde que el pasado 1 de febrero el líder de Vox revelara que le había propuesto ser su candidato. Una oferta por la que Tamames solo tiene palabras de "generosidad" para los 52 diputados de la formación de ultraderecha y que ve como una "ocasión única de explicar a los españoles cómo está el país" desde su punto de vista en términos económicos, sociales y culturales.

Desde que su nombre saltara a la palestra a principios de febrero como posible candidato de Vox, no han dejado de sucederse las voces que han cuestionado que un exmilitante del PCE y un economista con semejante prestigio se preste a hacerle el juego a los de Abascal. El líder de la oposición, Alberto Núñez Feijóo, reveló que tras reunirse con Tamames le dijo que "si fuera su padre no le permitiría hacerlo" y el diputado de Compromís en el Congreso, Joan Baldoví, fue más allá al afirmar que no debería haber aceptado porque "supondrá un borrón muy importante al final de su vida”. De hecho, todo el espectro político, desde la izquierda hasta la derecha, salvo Vox, ha ninguneado y descalificado esta moción con todo una colección de apelativos como "extravagante", "esperpento", "show", "circo" o "salvavidas para Sánchez".

Tamames, El Cid

Opiniones y calificativos que no comparte en absoluto el excomunista, quien llegó a confesar hace semanas a El Mundo que "se arrepentiría toda la vida" si no lideraba la moción de Vox. "Tras toda una vida prácticamente dedicado a trabajar en la idea de España, esta moción es una oportunidad de poder explicársela a los españoles", señala en declaraciones a Republica.

El veterano economista, elogiado por Vox como un candidato independiente de brillante trayectoria intelectual y símbolo de la reconciliación nacional, llegó a compararse este miércoles con el Cid Campeador, un símbolo muy del gusto de los de Abascal. Precisamente ese perfil de independiente del que presume el partido de extrema derecha es lo que hace incontrolable e imprevisible al que fuera teniente alcalde en el Ayuntamiento de Madrid con Tierno Galván.

Pese a sus diferencias sobre aborto, violencia machista o del modelo autonómico, Tamames asegura que Vox no le ha impuesto ningún veto a la hora de preparar el discurso que dará desde la tribuna del Congreso. "Tengo plena libertad y en ese aspecto estoy más que satisfecho", señala entusiasmado.

Abascal muestra a Tamames un ejemplar de 'Estructura económica de España'. VOX

Una libertad que se plasma en los términos que emplea el 'viejo profesor', quien aunque coincide con Vox en la necesidad de desalojar a Sánchez de la Moncloa, sí considera, a diferencia de los de Abascal, que su Ejecutivo es "legítimo".  "Tenemos un Gobierno legítimo, no nos gustará tal vez su composición ni sus pactos con separatistas y herederos de ETA, pero es un pacto de investidura que está ahí aunque las consecuencias de su composición y de ese pacto son negativas para España", declara en la conversación con este periódico.

La intervención

A preguntas sobre las líneas generales de su discurso, el candidato de la moción de Vox no ha querido desvelar ningún detalle. "No voy a dar ninguna pista sobre los contenidos de mi intervención, no quiero desvelar lo que está preparado para los representantes directos de la soberanía nacional y los españoles"’, ha afirmado el economista, quien en todo caso sólo ha adelantado que "explicará cosas que no se ven todos los días".

Este mismo jueves se ha desvelado que Abascal hará un discurso que incluya las líneas prioritarias de su partido, mientras que Tamames centrará su intervención en exponer las razones que, a su juicio, evidencian la necesidad de un relevo en la Moncloa. Es decir, el líder de Vox intervendrá desde la tribuna del hemiciclo como defensor de la moción de censura, antes de dar paso al candidato alternativo a la Presidencia, el veterano economista.

Una vez registrada la moción el próximo lunes, la única incógnita que quedará por despejar es cuándo tendrá lugar su debate y votación. La Mesa del Congreso no analizará la moción hasta la semana del 8 de marzo, previsiblemente el martes 7. Y a partir de ahí se dan cinco días para poder celebrar la moción. Por lo tanto, la moción de censura se podría convocar como muy pronto la semana del 13 al 17 de marzo. En todo caso la decisión sobre cuándo se celebrará el debate y la votación de la moción de censura recae única y exclusivamente sobre la presidenta de la Cámara Baja, Meritxel Batet, a quien el reglamento del Congreso no fija ningún límite de plazos.

En cualquier caso, las posibilidades de que salga adelante la sexta moción de censura de la democracia son escasas, por no decir nulas. De momento, solo contaría con el respaldo de los 52 parlamentarios de Vox y no es esperan muchos más, quizás el de Cayetana Álvarez de Toledo y los ex de UPN, un apoyo insuficiente y lejano de los 176 votos que se necesitarían para desalojar a Sánchez de la Moncloa.

A juicio de Vox esta moción les dará la oportunidad de ganar visibilidad y de confrontar su modelo de país con el del Gobierno de coalición y todos sus socios, "retratando" a Sánchez ante todos los ciudadanos y también fuera de España. Algo que no comparte el principal partido de la oposición, el PP, quien considera que ofrece un "salvavidas" a un Gobierno en su momento de mayor debilidad y que la única moción de censura efectiva la tendrán los ciudadanos en las urnas, empezando por las elecciones del próximo 28 de mayo.

Sobre el autor de esta publicación

Luis Villajos

Luis Villajos (Madrid, 1982) es subdirector de Republica.com. Lleva desde 2011, casi desde su fundación, trabajando en este diario. Su paso por diferentes puestos hasta el actual le confieren una amplia visión del funcionamiento de la redacción. Está especializado en información política, aunque también le interesan la actualidad internacional y los temas de denuncia social.